lunes, diciembre 18, 2006

"CrÓnIcAs De SaNgRe I"

Comienzo a creer que la mejor imagen para este artículo era la del mono Rafiki levantando a Simba sobre la roca del rey...
Cuando me decidí escribir este artículo, lo primero que pensé fue en su tamaño. Decidí hacerlo corto, dadas las situaciones que me inspiraron a escribirlo. No quiero escarbar más de lo que mi capacidad lo permita.

Es algo sencillo de explicar. Ya lo hizo Natalia Lafourcade en su canción "Ser humano" al decir; "mientras unos mueren, otros nacen.... mientras unos corren, otros duermen". En mi caso diría Cojean.
Si. Ando cojo. La semana pasada combatí contra una vieja enemiga y me hirió el talón derecho. Esta historia no comienza con mi enfrentamiento, sino con lo que vino despúes...

Cuando venía a casa el pasado Sábado andaba cojo y por el camino que acostumbro a tomar del trabajo a la Batichicueva corrían unos atletas una carrera.
Luego fui de urgencias al médico.
El señor que estaba junto a mi camilla sufrió un paro respiratorio y... junto a él, una señora estaba teniendo un trabajo de parto.
La hija del primero esperaba que su padre no diera el último suspiro... la señora de enseguida ansíaba que su hijo comenzara a respirar en este mundo. En ambos casos se vivían emociones intensas, pues, mientras unos esperaban con temor, incertidumbre y dolor por una partida, otros lo hacían con temor, incertidumbre y alegría por una llegada.
Así es la vida. Todo e sun ciclo como lo dijo el viejo y sabio Rafiki en "El rey león". Así es este asunto de la mortalidad que cada día me mata un poco más...

Me siento vulnerable. Humano. Sé que nací un par de veces. Aun no sé cuando ni cómo me iré. Viendo esta escena lo Pensé bastante también y supe que lo espantoso no era la muerte, si no algunas formas de morir y que con nacer muchas veces no se conseguía un milagro, sino que se estaba haciendo acreedor a un castigo (y vice- versa, de castigo al milagro). El dolor humano es algo real, crudo, serio, y suele sorprender incluso al más "preparado". De nuevo consideré el sentido de mi misión... Estoy aquí para acompañar, traducir, sentir, vivir y compartir.
Y lo haré sin cansansio mientras pueda. Y a tí Naranja, mientras me quede aire, amor nunca te va a faltar...

Siento que la vida tenía que mostrarme esto para pensar en muchas cosas... no es gratis encontrarse con la vida de tal manera una tarde de Domingo (mientras se puede haber estado viendo Tv o durmiendo).

¿Y yo donde estaba?
...Espacialmente -un poco- a un lado de ambos: el que se iba y el que llegaba, mirando la escena al lado del camino...
...Emocionalmente -de manera absoluta- en medio de los dos, en medio de Thanatos y Eros.


Especialmente humano, El Batichico.




"Solo somos uno en algún lugar
un lugar pequeño donde sólo hay
verde, azul, café dolor. solo tengo que esperar
voy en bicicleta, venceré
aunque estoy cansado, seguiré
miles de personas hoy
no podrán sobrevivir!
no se pueden quejar, son un ser humano
no me puedo quejar, estoy condenado
la porción de un punto en el universo
y los avanzados no nos quieren ver
si me quejo de vivir
sólo tengo que esperar...
mientras unos mueren, otros nacen
mientras unos corren, otros duermen
sueñan la rutina diaria
solo tengo que esperar
no se pueden quejar, son un ser humano
no me puedo quejar, estoy condenado..."

Natalia Lafourcade/ Ser humano- Album: Casa

No hay comentarios.: