lunes, abril 23, 2007

"Basta de llamarme así..."

Ella era mi vecina. Aun era joven, y tabajaba en un gran alamacen de la ciudad.
Solía pasar cada tarde por mi casa. Entre las 4:30 y 5 de la tarde.
Solía salir a verla pasar. Me quería mucho y cada vez que me veía se lanzaba sobre mis cachetes, me los apretaba y me nombraba de esa forma, en la que sólo ella me llamaba...

A mi me molestaba que hiciera eso. Me dolían mis mejillas y sin embargo, ahí estaba d elunes a viernes entre las 4:30 y 5 de la tarde. Solía esperarla para verla pasar.

Algunas veces me daba dulces. Chocolatinas, a las que luego le cogí alergia... quizás ahora entiendo por qué...

Otras veces trataba de esconderme, pero eran más las ganas de verla y saludarla. Me sentía querido.

Era muy pequeño cuando pasó todo. Nadie se detuvo a explicarme lo que sucedió el día en que ella no pasó frente a mi casa.
Lo que escuché fue un rumor de barrio... "ella se murió".
No se sabe si decició acabar con su vida, o si alguien decidió por ella. El caso es que desde ese día dejó de pasar por mi casa, dejó de agarrarme las mejillas y decirme como ella solía llamarme.

Mónica se fue y aun me duele. Lo tenía guardado todo este tiempo. La tenía en el olvido para que no me doliera.
Pero el dolor me ganó y la tuve que dejar salir con todos sus recuerdos... con esas canciones que ella escuchaba, con su look del final de los ochentas y su tono de voz.
Yo era un niño en aquel entonces y poco entendía. Ahora las cosas no han cambiado mucho. El dolor aplazado de su partida aun lo siento muy vigente, aun me palpita y me oprime el pecho desde adentro...

¡Mi garganta herida y mi alergia por la chocolatina Jet me hablaron de ese luto durante todo este tiempo! Mientras guardaba su recuerdo como un dolor que nunca pude entender, estos síntomas me gritaban que ahí seguía, dentro de mi. Recordando inconscientemente el mal-estar que me produjo su partida.

Mónica me duele todavía. Me duele decir su nombre, escribirlo y recordarlo. Me duele recordarla. Me duele preguntarme por lo que sucedió y me duele más no saber nada de nada sobre ella...

Quisiera ser egoista y reclamarle por lo que hizo, pero no puedo. Aun la quiero mucho y la quiero hasta que me duele... hasta que me duele decirle "te quiero y me duele que te hayas ido". Y si fue su decición; "Te quiero y me duele tu decisión"...
Mónica aun me duele.


¿Y si pudiera decirle algo?... le diría son dudar:
Mis mejillas y yo te extrañamos.

Tal vez hoy exorcise eso, o tal vez llame un espíritu. Quien sabe…” Vicentico.

"Basta De Llamarme Así"
(Fabulosos Cadillacs)

"Basta, basta de llamarme así
ya voy a ir, voy a subir
cuando me toque a mi..
mientras te canto esta canción
en tu voz, en tu honor o en la voz
a los que esten durmiendo aqui.

Y juro, que la cara voy a dar
cada vez, cada vez que alguien te nombre
aqui o allá.

Basta, basta de llamarme así
ya voy a ir, voy subir
cuando me toque a mi
mientras te canto esta canción,
en tu voz, en tu honor, en la voz
a los que esten durmiendo allí
y juro, que la cara voy a dar
cada vez, cada vez que alguien te nombre
aqui o alla. "

1 comentario:

Alejandra dijo...

Me encantaba esa cancion sin saber porque, unos años despues reflejo lo que me sucedia.
Es muy dificil entender y mucho mas que deje de doler la perdida. Aun no supero la ganas de reclamarle su ida. Espero que haya sido mas su decision que la de otro. Supongo que hasta ese momento quizo llegar.
No voy a dejar de extrañar y de querer.
Tus palabras fueron muy justas y espero quq hayan podido aliviar tu pena. La aceptacion es el primer paso de un largo camino.
Si alguna enseñansa deja es que hay que vivir la vida lo mejor que podamos, aunq sea por los seres queridos que nos hicieron bien.