jueves, noviembre 08, 2007

"BaTiChIcO: La NuEvA fRoNtErA"


Todo comenzó el Lunes 17 de Septiembre de 2007...

-Batichico, vas a ser tío...-
-¿Qué?-
-Voy a ser papá, y vos tío.-
-Hmmm... ya lo sabía. Hace varios meses me dijiste que sería tío.-
-Esta vez es diferente. YA estás siendo tío, y yo papá.-

Mi sobrina estaba llegando a este mundo.



Un mes despúes ya estaba con sobrina nueva, trabajo nuevo, casa nueva y una vida nueva...

...Tengo que confesar algo antes de coninuar: Es la primera vez que me cambio de casa en 25 años... por ende, me encontré enfrentándome cara a cara con la cantidad de cosas adquiridas durante todos estos años, y sus fantasmas respectivos:

ExOrCiSmO... Mientras empacaba mis cosas, boté algunas cosas de ellas a la basura... al llegar a la casa nueva sucedió lo mismo, me deshice de algunas cositas... cuando acomodé mi cuarto fue igual, salió otra bolsa negra de basura repleta de cosas...

...Saqué paquetes de cosas para regalar. Libros, juguetes, comics, ropa, música, souvenirs; elementos que alguna vez tuvieron un pedazo de mi alma y ahora tan sólo contienen buenos recuerdos...
A la hora de entregar mis cosas pensé: ¿Quien podría tener esto?, y con la aparición de la respuesta, apareció en mi cabeza la imagen de la persona que ahora guardaría lo que alguna vez fue mio.

CaDa CoSa En Su LuGaR, cAdA bAtIcHiCo En Su AnDaR: BaTiChIcO´s WaY... Y con las cosas que me quedaron me ví en la necesidad de ubicarles un lugar. Mis reliquias ahora tienen un papel protagónico en mi nuevo cuarto, la paloma su sitio en el patio y cada persona de mi familia en su propia habitación... en mi nueva casa tan sólo falta organizar 2 lugares: el mio y el de mi coneja...

Aun no siento este lugar como mío. Ocupo un sitio en la casa, si, pero esto no hace que lo sienta como mío. De hecho, siento que mi lugar está mucho más allá... quizás un poco más cerca de la vida del escritor...
En cuanto a mi coneja... desde antes de la mudanza tomé una decisión al respecto: ella se iría a una finca donde tienen muchos conejos más. Incluso esa misma noche lo soñé: la recogía y transportaba hasta dicha finca, donde la encerraba en una conejera... aquella madrugada desperté lleno de alegría...
Sin embargo me veo en la necesidad de admitir que me hace falta... ella y los ritos que la rodean.

Cada noche, antes de irme a dormir, antes cepillarme los dientes, antes de ponerme los frenillos me encontraba con ella en el enorme patio de la casa. La buscaba entre las plantas, la cargaba y me sentaba en un lugar específico a contemplar su suave pelaje... esos minutos eran mi recapitulación del día, de experiencias vividas, ideas, sueños, proyectos, temores... era la recapitulación de mi propia vida. Mis ratos de exploración interior más silenciosos y profundos del día transcurrian en aquel momento, donde la oscuridad, el silencio, la coneja, y algunas veces la música de mi USB eran complices.

Como extraño este lugar...

Es, quizás, una de las cosas, de los momentos que más extraño de mi vida anterior. Y aunque quisiera volver a vivir cosas así, sé muy bien no podría ser. Soy un extraño ser que evoluciona, que jamás retrocede en el camino de su propia evolución, un ser que camina por donde quiere, pero nunca por donde ya estuvo.
Cuando "regreso" es por algo específico. Regreso para recoger algo y luego continúo... Regreso, obtengo lo que fui a buscar y sigo con mi camino. En el caso de este momento que me gustaría recuperar sucede algo diferente... no quiero regresar, este espacio vacío con el que ahora me encuentro me está exigiendo que lo llene con algo absolutamente nuevo... incluso para mi imaginación.

Este es el camino del Batichico... Una tendencia a la "Rebeldía", un deseo por salir de esos moldes-trampa que nos acomodan la vida... esas ganas intensas de vivir mi vida...
El camino del Batichico ahora me apunta hacia un lugar...

Ahora, desde este nuevo cuarto en esta nueva Batichicueva reconozco que no necesito de tantas cosas para sentirme bien... "Lo tengo todo, Tengo el tamaño, el talento y la medida" para conseguir lo que deseo.


NoS vEmOs En La LiBrErÍa, El Batichico.

No hay comentarios.: