lunes, junio 16, 2008

"¿Te importa si mejor espero?"


Ya no me afano ni me preocupo por obtener lo que deseo cuando quiero.
He aprendido, entre muchas otras lecciones que las cosas suceden cuando tienen que suceder. Es en el mejor momento cuando cada cosa sucede.

Esperé un día durante más de seis meses para retirarme del trabajo y cuando finalmente lo hice, ese mismo día recibí dos propuestas para vincularme en diferentes proyectos.
¿Lo había previsto?... no... ni me lo imaginaba, pero todo sucedió en el mejor momento. Así es mi vida, nada más y mucho más.

Hace un par de noches tuve un sueño: Encontraba algo que he buscado desde hace nueve años… cuando desperté, me pregunté si en realidad quería encontrarla y mi respuesta fue inmediata: no.
Y es porque comienzo a considerar que las cosas aparecen cuando estamos dispuestos a recibirlas.

¿Y cómo sé cuando estoy listo para recibir algo?

Sólo hay una forma de saberlo, por eso no me afano un me preocupo. Ese día llegará, y sabré cuando será.

...Sucedió con la Naranja cuando me miró a los ojos y me dijo que me quería. En ese momento me di cuenta que la amaba...

;)


El Batichico


1 comentario:

El Noticiero de lo Cotidiano dijo...

Somos varios los que debatimos sobre el uso del tiempo y las oportunidades, simplemente que cada uno lo hace a su manera y con sus medios.
Esos duendes que caminan de para atrás.

AV