domingo, agosto 03, 2008

"Repercusiones y negociaciones II"


*Hermanos de Sangre
En ocasiones me siento como un hombre-lobo y me pregunto si soy como un hombre o como un lobo.

Varias veces me han hecho la invitación e igual número de veces la he rechazado.
A pesar del diagnóstico y la opinión de los exámenes de sangre, no me siento como uno de ellos.
Mis hermanos de Sangre me han pedido en reiteradas oportunidades que sea parte de su lista de contactos, propuesta que he rechazado con la justificación íntima de "no sentirme como parte de su clan".
Y es que mi clan siempre ha sido otro. Hasta los siete años fui un niño más del montón. Uno de esos 14.999 sin Hemofilia que tenía los temores de un niño cualquiera, que no tenía miedo a morirse, perder una parte de su cuerpo en cualquier momento o a tener hijos libres de esta herencia.
Después se me voletó la película en una mañana del mes de Abril de 1990, cuando uno de los niños malosos del salón me voló un pedazo de cabeza y liberó con mi sangre derramada uno de los esqueletos que estaba oculto en el armario de mi familia. De esta forma la genética me propuso formar parte de un nuevo clan, el de los chicos con poco Factor 8.

Pero ya había pasado siete años de mi vida viviendo como un chico común. Un cambio de estos, a esta altura del partido representó un evento traumático ante el cual tuve que tomar decisiones y actuar en pro de mí proyecto... El caso es que me reinventé. Y no he dejado de hacerlo hasta ahora, pues ahora coincido en que existen dos clanes de los que hago parte y a la vez no.

*El Don del exilio
Es curioso. En inglés la palabra "Gift" significa Don y/o Regalo. En este sentido, tanto Regalo como Don serían sinónimos. Ahora le encuentro un gran sentido a este significado.
Si mamá, con la herencia de la Hemofilia me dió lo que en inglés sería un "Gift", en español estaría Recibiendo más que un regalo, un Don.

En una de las tardes que pasé en la clínica leí en mi libro compañero el siguiente párrafo, muy preciso, por cierto:

"Si has intentado encajar en algún molde y no lo has conseguido, probablemente has tenido suerte.
Cuando alguien intenta repetidamente encajar y no lo consigue, se produce un extraño fenómeno.
Cuando la proscrita es rechazada, cae directamente en los brazos de su verdadero pariente psíquico, que puede ser una materia de estudio, una forma artística o un grupo de personas.
Es peor permanecer, en el lugar que no nos corresponde en absoluto que andar perdidas durante algún tiempo, buscando el parentesco psíquico y espíritual que necesitamos.
jamás es un error buscar lo que una necesita. Jamás." (Tomado de "MUJERES QUE CORREN CON LOBOS", CLARISSA PINKOLA. p.201)

Esta vez, cuando salí de la clínica decidí exiliarme. Elegí disfrutar los beneficios de No encajar y gocé de ser quien soy.
Así mismo, me permití vivir el dolor de no encajar. El dolor que implica el sentir que se es parte de algo y a la vez de nada... de recordar aquellos intentos por pertenecer a otros clanes de los que nunca fui parte y en algunas veces quise estar.

El Don del exilio sigue siendo un regalo para mi. Sobre todo ahora, cuando necesito reconstruirme.
;)


*Repercusiones
No regresé igual. No regresé como muchas personas cercanas me esperaban. Regresé triste, algo abatido, descepcionado. Desinteresado. Apagado.
Regresé viviendo mi condición humana con un dejo de resiginación. Volví a mi vida de la mano con una amenaza: El médico me dijo que una recaida más en ese mismo punto podría implicar la pérdida de mi mano izquierda y hasta ahora no ha dejado de dolerme esa parte de mi cuerpo :S

Regresé sin msn, sin facebook. En silencio. En crisis. En compañía de mi Naranja, mi familia y mis demonios. Entre mis sombras. Solo (con y sin tílde en la primera "o") con mi dolor.

*Negociaciones
De pronto se hizo inevitable asumir mi vida, de nuevo. Retomar esos asuntos que tenía pendiente y era necesario continuar. Hablo de mis proyectos. Regresé y me reconstruí para continuar con la construcción de mis historias y mi historia.
Regresé y tuve que elegir entre quedarme resintiendo el dolor o transformarlo en energía creativa. Tuve que negociar lo que tenía y lo que quería hacer con eso. Mi respuesta fue la mejor.
;)

""H" de Hermano"
En medio de mi exilio y renuncia a cualquier forma de clan, en la solitaria madrugada del 3 de Agosto de etse año me visitó un sueño que sacudió mi proceso.
Esta vez soñé que H, el referente más cercano (y único) que tengo de otro chico con Hemofilia y contemporáneo a mi en varios aspectos había muerto. En mi sueño lloraba esta pérdida junto a mi madre, sobre su cama.
Después, en ese mismo sueño encontré a una niña dentro de un capullo, en medio de una tienda cerrada. Al ver la niña atrapada, traté de ayudarla pero ella me detuvo. Me dijo: -No ayudes a las mariposas a salir del capullo. Ellas deben aprender y hacerlo solas-
Y Pof... me desperté.

Me desperté muy triste y preocupado por mi amigo y después, pasada un poco la emoción del sueño me concentré en elaborarlo... (desde el punto de vista de mi enfoque clínico :P)
Las conclusiones fueron hermosas. Lo compartí con H y hablé con él sobre ello, aunque no todo lo que me hubiese gustado. Creo que quedaron muchas cosas por decir y pienso buscar el espacio de alguna manera...

Todavía tengo el deseo de hablar con H sobre esos avatares y temores relacionados con lo que llevo en mi sangre... cosas que no he hablado con nadie mas, por esto de ser el "único" con Hemofilia entre mis amigos y familia y la falta de empatía de los mismos frente a este tema. Cosa que me ha hecho sentir "único" y muy solo.
Quizás en ese sueño me dí cuenta de algo valioso: que hay otro, uno igual a mi al menos en este aspecto con quien puedo sentirme acompañado en este camino.

El Batichico.


El día terminó.
De noche amo de nuevo.



Post Dedicado con un especial cariño a:
"H"

No hay comentarios.: