sábado, noviembre 15, 2008

"Renuncia Avícola"

"Rescate en la noche de Halloween"

Esto sucedió el 31 de Octubre de este año...
Recibí mi pago del mes y le pregunté a mi mamá con qué podía colaborar para la comida de esa noche y me dijo: -"Trae un pollo a la casa"-


Terminé caminando con un amigo por una calle cercana a mi casa, él buscaba un accesorio para su disfraz y por ahí, en plena noche fría y lluviosa, en el andén de un almacén encontré a un niño jugando con un pollito (Vivo, aclaro).
Me detuve y le pregunté algo incrédulo: -Oye, ¿eso es un pollito?-
El niño me miró detenidamente y me contestó: -Sí. Me lo dieron en el supermercado... estaban regalando pollos a los niños...-

-¡¡¡¡Oh, por todos los dioses!!!!- dijeron mis intestinos entre retorcijones.
-¿Y... lo vas a cuidar?- pregunté con un débil hilo de voz. El niño me devolvió la mirada incisiva y contestó: -Se lo regalo-

Sin pensarlo dos veces y en vista de la precaria situación del ave le dije que se lo recibía.

Segundos después el niño corrió hasta el almacén y regresó con el pollito dentro de una caja. La recibí y unos cuantos pasos después me cercioré de algo que había notado tan pronto sostuve la caja en mis manos: había otro pollo en su interior!!!

Esa noche cumplí mi promesa a mi mamá: regresé a casa con dos pollos...
Además, cumplí también con la promesa que hice a mi adorada nena (Mi nena se fue, pero no sin antes jurarle solemnemente que lo volvería a hacer una y mil veces más... rescataría a cuanto animal necesitara de una segunda oportunidad, al igual que ella), rescaté dos animalitos de... un niño.

Principalmente los recibí por eso. Por mi juramento y porque veía oscuro el panorama para esos dos seres. Camino a casa, con la caja en mano pensé una y otra vez en la cantidad de pollitos que habían regalado ese día en ese supermercado y el número de ellos que amanecerían para ver al Rey Sol el día siguiente.


"Ornito-Términos"

Llegué a casa y después del respectivo "Tramafaz" de mi mamá, le determiné a ella y a mi familia que mis pollos se quedan en casa, morirán de viejos e infartados -y no en un sancocho- y que mi postura no era negociable. Aceptados mis términos, entre todos (bueno, exceptuando a mi hermano que le tiene fobia a las aves) buscamos lo necesario para garantizar su supervivencia.

Superado esto en mi casa, la labor de educación con mis amigos fue más sencillo todavía. Quizás por esto de la "aceptación incondicional" que a las familias algo les cuesta. Con mis amigos no tuve problema alguno. Todos aceptaron mi rayón con los nuevos miembros de mi nido y la responsabilidad que esto trae consigo.


Hace algunos días fui al zoológico de mi ciudad y cerca del lugar donde están los monos escuché el pio pio de algunos pollitos. Me acerqué a una jaula cercana y vi como los monos eran alimentados con pollitos vivos, a los cuales desmembraban estando aun con vida. No estoy en contra de la alimentación de los monos, ni de ningún animal del zoo...

Lo que vi en los monos lo tomé como una metáfora de lo que los humanos hacemos con los pollos.
Esto, junto a comentarios sueltos que he escuchado sobre mis pollos, donde algunas personas me sugieren "engordarlos para comerlos" me han llevado a un rayón más en mi cabeza; por respeto y amor renuncio a la inclusión de estos animales en mi alimentación (además es una buena noticia para mi bolsillo).

Si bien no lo dejo de una vez, lo iré dejando progresivamente. Promesa de un sobrelimitado radical y obsesivo con rasgos de personalidad BorderLine (o sea que cumpliré).

¿En qué parte de la canción "los pollitos" se menciona una estrofa dedicada a su trágico desenlace? ¿En qué momento esos animales dejan de ser lindos y tiernos para pasar a ser vistos con gran malicia y deseo? Desde que los recibí comencé a notar la sevicia y el morbo que rodea estos indefensos animalitos.
Comentarios como: "¿Cuando se los va a comer?" "Engórdelos con este alimento para que estén listos en pocos meses" "Esos pollitos no le van a sobrevivir" "Los niños echaban pollos en bolsas, por cantidades" "a algunos animales les dan de comer pollitos vivos" refuerzan mi decisión mientras en mi pecho se forma el deseo de gritar: ¡Basta!, No más maltrato a los pollos!!!... Como decía mi abuelo: ¡Respeten carajo!... ¡respetemos!, digo yo.


Críando pollos, sensibilizado y movilizado, El Batichico



NoTaS aDiCiOnAlEs:
1. Los pollos no son regalos para niños... al menos NO para cualquier niño. Considero que si alguien quiere hacer un regalo de estos, primero se debe consultar sobre las condiciones en las que serán recibidos (Primera Bruta Dama del Departamento, esto es para tú única Neurona). Hablo de que no deberían darse a cualquier niño... pues muchos infantes ni siquiera son cuidados por sus padres, ¿ahora se van a hacer cargo de otra vida?. El sábado más cuentachistes.
Hago referencia en este punto a la responsabilidad en el dar... es como regalar una botella de coca cola vacía a un miembro de la tribu que sale en "los dioses deben estar locos 1".

2....Desde el mismo momento en que los traje a casa alguien me dijo: -No se encariñe con ellos porque esos animalitos no sobreviven mucho tiempo.- Hoy es 16 de Noviembre y están grandes, gorditos, con plumas largas en sus fuertes alas, con sus patas gruesas, picos colorados y llenos de vida. Me encantan las estadísticas, las probabilidades y los promedios, sobre todo cuando se equivocan.

5 comentarios:

Coralí dijo...

Cuando era niñita una señora me regalo unos pollitos negritos...yo era feliz con mis pollitos y mi mamá los cuidaba conmigo..yo me sentía feliz mirando mis pollitos en el patio de la quinta donde vivía en esa epoca...luego vivno un ñiño mas grade que yo y comenzó a patear a mis pollitos... tragedia total para mi!! sí pues algunos niños no tienen la menor sensibilidad con la vida.

batichico dijo...

que rabia me da eso que hizo el niño con tus pollitos!!!
es increíble, pero la insensibilidad de algunos niños es realmente sorprendente!!! y triste a la vez...
me alegró mucho el corazón leer tu comentario-historia, es una memoria hermosa, bueno, hasta cuando mencionas lo del niñito odioso...

;)

agradezco mucho tu visita y tus palabras... un abrazo!

Javier dijo...

ay no que triste esa vida que le pretendes dar a tus pollos...Comer, beber y #$%#, para crecer y crecer y luego morir de un ataque cardiaco...mmm...interesante propuesta

batichico dijo...

Sí Javier... es lo que quiero para ellos. Prefiero que cumplan con el ciclo natural de la vida(nacer-crecer-reproducirse y morir, sin interferencia del hambre humana. Prefiero el fulminazo natural de un infarto y no el crujido de sus cuellitos un domingo junto al río pance... no los salvé aquella noche ni decidí luchar por su vida oara entregarlos a personas que nunca se preocuparon por ellos ni los vieron de otra manera diferente a un sancocho.

¿Sara? dijo...

eso me recordo que a los patos los engordan a juro para que el higado se les superdesarrolle y asi tener patè :(


y hay un tipo de ovejas que cuando estan embarazadas cerca de los dias del alumbramiento las operan y sacan a sus hijos para usar esa piel de "oveja no nacida" en la elaboracion de zapatos y carteras :'(

ya me deprimi :(

saludos *snif*