martes, diciembre 15, 2009

"Mis días como una oruga"


Como gusano me detuve en el borde de una hoja y vi el vacío. Depués levanté mi cabeza y permití que el viento rozara mis antenas. Sonreí. Me sentí más identificado con el cielo, el aire, el horizonte que con el abismo... con la tierra.

Como gusano regresé por la hoja hasta el tallo, y me escondí detrás de una grieta del árbol, en lo profundo de una curva, lejos del alcande del pico de cualquier pájaro. Ahí cerré mis ojos (ignoro cuantos tengo) y soñé de nuevo con ese salto al vacío... perdón... con ese salto al cielo.
Volé como nunca antes lo había hecho. Volé con gracia y elocuencia, con suavidad y gran emoción. La luna que estaba sobre mi cabeza marcó mi sendero por las vías aereas hacia ella. Volé enamorado de su brillo, volé hacia ella.

Conforme avanza el tiempo, he visto como mi sueño ha ido cambiando, como algún día también lo haré.


Aun recuerdo la primera vez que lo soñé. ¡Parecía tan real! di siete pasos al vacío y caí pesadamente contra la tierra. Me desperté de un sobresalto y por esos días no me acerqué a las hojas más altas del árbol. Temí que se hiciera realidad.

Días después, en mi sueño, observaba el límite de la h
oja desde la corteza del árbol. La veía con mucho miedo de caer y hacerme daño. Así pasé varias noches; mirando la hoja y el cielo aferrado al enorme tronco.
Sin embargo, en la primera noche del verano corrí por la hoja y salté al vacío sin temor (y sin pensarlo). Cuando caí en cuenta de mi acción, poco a poco sentía como una fuerza superior a mí hacía más lenta mi caída... En la segunda noche esta caída se hizo más lenta y así continuó mejorando mi descenso hasta la noche de hoy... cuando ya no caigo y en lugar de esto; vuelo.

***

¿Dónde dormiré?
Me pregunté al abrir los ojos en la mañana de hoy. La corteza estaba fresca, pese a la cálida brisa que entraba por la grieta.
Asomé mi cabeza y vi el jardín lleno de vida y actividad.
Regresé a mi lugar de descanso y por un instante lo extrañé. ¡Es tan cómodo! no me gustaría perderlo... sin embargo esta sensación de pérdida que tengo me hace pensar que de un momento a otro jamás volveré a este agujero de madera. Eso me asusta.

Afuera, la corteza, las flores, la tierra, las hojas están tibias. El sol las acaricia con gran cuidado de no lastimarlas. Lo mismo hace con mi carita. Hoy amanecí con ganas de comerme una flor muy dulce.


Después de comer, me asomé al final de la rama justo en el lugar donde había estado la flor que devoré. Eché un vistazo al vacío y luego al cielo. Sonreí. Siento que el cielo me llama. Escucho su voz con más fuerza cada día que pasa. Es una sensación extraña... y bonita... a pesar de no entender qué sucede conmigo ni con las cosas que pienso, esta sensación es agradable.
Miro de nuevo al vacío y regreso mi cabeza al cielo. El viento pasa entre mis antenas y juego con él: hago circulitos y figuras para que pase en medio de ellas y sonrío. El viento es mi amigo.

***

Hoy soñé que me elevaba y desde o alto del cielo eché un vistazo a mi árbol. Lo vi tan pequeño que me pareció increíble... por un momento dudé si ese era mi gran árbol, el mismo que aun no termino de recorrer con mis patitas. Sonreí. Después eché un vistazo alrededor y vi el bosque hasta el final, donde se encuentra con esos bloques grises y malolientes llenos de muerte. ¡Soy tan pequeño que me parece imposible!, sin embargo la sensación que vivo es de grandeza y poderío. Es irónico, y sonrío mientras sueño.

Cuando desperté me encontré en el borde de la grieta. Abrí los ojos. Aun era de noche y llovía con gran furia. Regresé a mi lugar y me acomodé en un agujerito que tiene la forma de mi cuerpo. Desde ahí me arrullé con el sonido de la lluvia que se escurría y la tempestad. Que extraño, antes me asustaba mucho y me escondía lleno de miedo. Ahora la disfruto y sonrío.

Que protegido me siento, aunque afuera el mundo que conozco quizás esté desapareciendo. De nuevo siento miedo de perder mi hogar...Que extraño, antes me asustaba la tempestad, ahora me aterra perder mi casa y todo lo que ella me ofrece.


Al amanecer recolecté pedazos de frutos, trozos de flores dulces, un poco de miel y preparé un postre. Esperé a mi amada y se lo ofrecí. Se lo comió con gran gusto. Le compartí mi sueño y sonrió. Suele decir que estoy loco, y que eso le parece divertido. Sonrío cada vez que me dice esto y le comparto un par de historias más que la hacen sonreír.


Al caer la noche nos acurrucamos frente a la grieta del árbol. Desde ahí miramos la luna en lo alto del cielo y el espectáculo que brindan las luciérnagas en el bosque nocturno. El bosque es muy bonito en la noche, al igual que su rostro. En ambos casos puedo ver formas, siluetas y colores que en el día no existen.

De pronto comienza a cantar. Interpreta una melodía tan dulce como el color de sus ojos y me hace dar ganar de llorar. Esa canción la conozco. La suele cantar cuando está contenta y a veces, mientras duerme. Quizás en ese momento tiene sueños bonitos. Cuando lo hace, me asomo y veo su rostro; está sonriendo.


Arriba hay estrellas. Mientras canta las señalo y ella levanta su mirada al cielo. Sonríe de nuevo y sigue cantando. Todo es bonito y me siento muy bien. De pronto surge en mí la sensación de que también perderé esto.

Me lleno de miedo y la abrazo con todas mis patas. Rodeo su cuerpo y siento su calor. Ella cree que lo hago porque la amo y es así, pero también lo hago porque tengo miedo. Mucho miedo y cierro los ojos. Espero a que se vaya ese temor que recorre mi cuerpo y de nuevo escucho su voz regresando poco a poco.
Regreso a ella y le digo que le quiero regalar las estrellas. Que si un día de estos no me ve más, que se imagine que desde una de ellas le sonrío y le mando muchos besos con el viento. Sonríe y deja de cantar. Se queda mirandome. Le digo que si un día no le gustan más las estrellas, le regalo entonces la luna entera, una cereza, un libro como el que encontramos abandonado una tarde en el bosque, una flor hermosa como su carita o una de esas historias que la atrapan hasta el final. Lo que sea, siempre y cuando la haga feliz... y sonreír.


Sonríe. Le digo después que si no le gusta nada de eso, le regalo el cielo, el jardín, la lluvia, le digo que quiero muchas cosas para ella y para mí, y que la quiero. Que en todos esos lugares me encontrará siempre.

Le digo que me encontrará en las cosas que hace, en las que piensa, en las palabras raras que se encuentra y en las que olvida. Me mira con temor y me pregunta qué me pasa, que por qué le digo eso. Sonrío para tranquilizarla y le respondo que es por si las moscas, que no se preocupe. Le respondo que a veces siento que me iré de viaje, que me iré lejos, pero que nunca la dejaré porque ella es mi vida, es mi viento, mis alas, es mi espectáculo de día y de noche, es mi flor más dulce, mi cálido agujerito en el árbol, mi sueño más emocionante y la estrella más brillante.

Sonríe de nuevo y me dice que soy un tonto por asustarla, que no lo vuelva a hacer. Libero su cuerpo y me acurruco a su lado. Con mis antenas contemplo su cabecita rubia y me quedo dormido a su lado.


Esa noche soñé que volava de nuevo. Me sentía bien y miré a mi lado. La busqué. Me elevaba solo, sin ella. Entonces la extrañé y el sueño se hizo feo. Me desperté sobresaltado y la encontré acurrucada a mi lado, con su carita hermosa, pálida ante el brillo de la luna y con una expresión tranquila. La abracé mientras dormía y se acomodó a mi cuerpo.

***

En la mañana fuimos al campo. ¡Está lleno de secretos escondidos!

Encontramos un escarabajo muy azul, brillante y bonito empujando una bola de caca. Era extraño ver una criatura tan fuerte y bonita arrastrando una bola de caca ajena. Después vimos una abeja barada sobre una flor. Bailaba algo que las demás abejas miraban con atención. Les decía algo en su idioma.

Le recordé a mi amada que nosotros también tenemos nuestro idioma y que es tan bonito como su carita. Sonreímos. Al dar vuelta a una piedra, encontramos un caracol que se arrastraba debajo de ella. Nos pareció curioso que un animal que anduviera con su casa, buscara otro sitio para protegerse.


Nuestra salida por el campo me hizo pensar que un lugar nos hace cambiar de opinión y que quizás eso pase conmigo, que ahora soy gusano y que cuando pase lo que tenga que pasar quizás me sienta muy bien y no extrañe ser un gusano, ni a mi querida. Me detuve y la abracé.

Cerré mis ojos y la sentí calientita aferrada a mi. Estuvimos así un largo rato. Entonces sentí que a pesar de todo, quizás algún día regrese con el tiempo, con algo de luz y me la encuentre de nuevo, y sienta lo mismo o algo más grande por ella. Pienso que si la amo ahora, quizás la siga amando después, que este amor no cambiará aunque yo lo haga. Que no morirá aunque yo deje de respirar.


Mientras la abrazo abro los ojos, miro su carita con su mirada en un punto fijo y le susurro que mi amor por ella nunca va a cambiar, que aunque yo lo haga o me marche, la seguiré pensando, la seguiré queriendo, la seguiré teniendo presente a pesar de todo.


Ella me mira de nuevo extrañada y me pregunta qué me pasa, me dice que le hablo diferente, que la asusto. Le respondo que no se preocupe, que se tranquilice, que lo que pasa es que me da miedo perderla, entonces la abrazo con más fuerza y le digo que la amo. Que no dejaré de hacerlo nunca por más lejos -o cambiado- que me encuentre.




Continuará...

domingo, octubre 11, 2009

"27"

Solicité a mis amigos en el facebook que me sugirieran propuestas para celebrar mis 27 años el próximo viernes 16 de Octubre y entre todas las propuestas, hubo una que sin duda llamó mi atención.

La hizo una amiga muy querida que ahora vive en otro país, alguien que a pesar de la distancia no dejo de sentir muy de cerca. Ella me propuso hacer una lista con mis 27 cosas favoritas... como "caminar descalzo, comerte una melcocha..." y hacer una por cada dia en el mes de mi cumple!

Sensacional!
Desde mañana mismo comenzaré y todo lo registraré en este blog!.

Un abrazo a mis amig@s, en especial a Ángelita.






martes, agosto 18, 2009

"Los Sobrevivientes"



Hace mucho pero mucho tiempo, en un salón de clases descubrí que un amigo bastante cercano tenía un secreto. En el cajón de su escritorio albergaba una pequeña colonia de diminutos seres sin nombre a los que cuidaba a diario, alimentaba y protegía como pequeños tesoros.

Luego de descubrir su secreto, él decidió presentarme estos seres sin nombre y con cientos de formas que habían creado todo un mundo en aquel cajón.
Algunos de ellos tenían patitas, otros cabeza, otros rabito. Todos eran únicos y diferentes entre sí.
Mi amigo los alimentaba entre clase y clase con las virutas de madera que caían de los sacapuntas y los restos de borrador que resultaban de las hojas después de borrar. Les contaba cuentos viejos y nuevos, con gusto a cariño y los consolaba cuando estaban tristes o aparecían tormentas que azotaban los árboles del colegio.

Un día mi amigo me contó la historia de estos seres. Me dijo que habían llegado a él desde un mundo distante. Me dijo que una voz muy lejana, una voz dulce le indicó en sus sueños que desde ese momento se debía hacer cargo de ellos y los debía proteger a costa de lo que fuera. Le dio las recetas de los cuentos que los hacían crecer y sonreír.

Con el tiempo, a cada una de estas criaturitas les dio un nombre. Todas tenían nombres diferentes entre sí y con la aparición de los nombres, comenzaron a surgir formas de ser y personalidades diferentes. Así, hubo algunos de estos seres que se conformaban con los finales felices, mientras otros preferían los cuentos chistosos, y otros más arriesgados los cuentos de terror. A pesar de estas diferencias, todos, incluyendo mi amigo eran felices. Eran buenos días. Eran buenos chicos.

Sin embargo, un mal día mientras mi amigo se asomaba al interior de su cajón, llamó la atención de la profesora: una mujer entrada en años y amarguras, de corazón arrugado y solitario. Esta mujer se levantó de su lugar y avanzó a zancadas hasta el escritorio de mi amigo. De un manotazo levantó la tapa y descubrió el interior del cajón... descubrió a nuestros amigos.

Sin decir nada, caminó hasta un armario que estaba al final del salón. Tomó una caja y regresó con ella hasta el puesto de mi amigo, donde él permanecía con un gesto de miedo en su rostro.
Ninguno advirtió lo que sucedió después. La mujer acercó la caja al borde del escritorio y pasó su mano por el interior del mundo de los seres que habitaban el cajón de mi amigo. Sin piedad arrasó con su pequeño mundo y con cada uno de sus habitantes.

-A la basura con estos cachivaches-espetó, caminando con la caja hacia la caneca de basura que estaba por fuera del salón.
Ese fue el fin de la civilización que habitó por unos cuantos años el cajón de mi amigo. Ninguno protestó. Estábamos atónitos y aterrados. Si esa mujer hizo eso por una nación ¿qué podría hacer a dos niños asustados?

Después de ese día, el cajón de mi amigo estuvo vacío. Sólo libros, cuadernos y lápices ocuparon ese lugar que antes estaba lleno de vida y donde se contaban grandes historias.
Con el paso de los días, mi amigo se entristeció cada vez más, hasta que un día se marchó sin decir nada.


Muchos años después, ya siendo un adulto regresaba a casa después de una larga jornada de trabajo cuando me topé con una criatura que llamó mi atención. Se trataba de un ser bastante parecido a esos seres que mi amigo alguna vez me enseñó dentro de su cajón. Sin detenerme la seguí por la ciudad, por los corredores de una universidad y el interior de un aula de clases. La criaturita finalmente saltó sobre un escritorio y se detuvo. Estando frente a ella descubrí como a su alrededor se asomaban muchas criaturitas más. Algunos de ellos tenían patitas, otros cabeza, otros rabito. Todos eran únicos y diferentes entre sí.

Luego eché un vistazo al salón y descubrí que era el de un profesor cuyo nombre de inmediato reconocí como el de mi amigo. ¡Las criaturitas finalmente sobrevivieron!
Con gran alegría descubrí que sobrevivieron, que los mantuvo con vida todo este tiempo, que la mentalidad adulta y la academia no los extinguieron, ¡que esa creatividad nunca se apagó!
Ahora, en medio de ese salón comprobé que esas criaturas eran mucho más que simples "Bichos": son seres de él que llevan su esencia y una historia de supervivencia que sin duda contarán a las generaciones futuras de estos seres.

Sonreí a las criaturas que me miraban con sorpresa. Me sentí maravillado al ver de nuevo esas formas tan llenas de luz, magia y color, como las que veía en el colegio dentro del escritorio de mi amigo y aun recuerdo.

Me encantó saber que mi amigo estaba bien, y sus "Bichos" también. Me encantó reconocer que ahora mi amigo y sus criaturas eran libres, habitaban un salón de clases y compartían con los estudiantes quien sabe cuantas historias.
Antes de abandonar el salón caminé hasta el tablero y ahí le escribí la siguiente nota:

"Ahora que sé que los dos están más vivos que nunca, te ruego que no dejés de darles vida. Multiplícalos porque además de ser inmortales, son invaluables!!!!
un abrazo para vos y tus bichos. El Batichico."

Estaba feliz. Reconocí, por cosas que encontré en ese salón, que ahora mi amigo (todo un profesor universitario) y sus estudiantes se encargan de estos seres: los alimentan entre clase y clase con las virutas de madera que caen de los sacapuntas y los restos de borrador que resultan de las hojas después de borrar. Ahora mi amigo y sus estudiantes les cuentan cuentos viejos y nuevos, con gusto a cariño y los consuelan cuando están tristes o aparecen tormentas que azotan los árboles de la universidad.


También descubrí que ahora los llama "Bichos"
...y son tan reales como vos y yo...
¿Los querés ver?
Dale click Aquí.

Post dedicado a mi amigo Julián.








.

miércoles, julio 22, 2009

Soy un rescatador de animales...

Les comparto desde lo más profundo de mi lo-que-sea, un poema con el que me identifiqué de principio a fin. Porque ustedes lo saben, lo han leído, lo han vivido junto a mi, me han visto vibrando por un animal, me han visto reir, soñar y llorar por ellos lo comparto.


Gracias por este poema, Mariposa P.




Soy un rescatador de animales
( de Annette King Tucker)

Mi trabajo a asistir a las criaturas del Señor
Nací con la necesidad de cubrir sus necesidades
Adopto nuevos miembros de mi familia sin un plan, pensamiento o selección.
He comprado alimento para perros con mis últimos centavos.
He acariciado una cabeza con sarna con mis manos desnudas
He abrazado a alguien malvado y asustado
Me he enamorado miles de veces
y he llorado sobre un cuerpo sin vida
Tengo animales amigos y amigos de los animales
No uso a menudo la palabra "mascota"
Veo a los perdidos a la vera del camino
y me duele el corazón
Llevaría conmigo a un ratoncito o me haría amiga de un buitre
No conozco a ninguna criatura que no merezca que yo le dedique mi tiempo
Quisiera vivir para siempre si no hay animales en el cielo
Aunque creo que los hay.
Por qué Dios crearía algo tan perfecto para luego dejarlo de lado.
Nosotros podremos ser los amos de los animales,
pero los animales se han superado así mismos
Algo que la gente no ha logrado
La guerra y los abusos me duelen
pero algún rescate en las noticias me da esperanzas por la humanidad
Somos un ejército silencioso pero determinado
que hacemos la diferencia cada día
No hay nada más necesario que darle calor a un huérfano
nada más regocijante que salvar una vida
ni reconocimiento más grande que verlos mejorar
No hay alegría más grande que ver a un bebé jugar, el mismo que hace algunos días estaba tan débil para comer.
Rescato Animales
Mi trabajo nunca termina
Mi casa nunca está en silencio
Mi billetera está siempre vacía
Pero mi corazón está siempre lleno
En el juego de la vida, NOSOTROS YA HEMOS
GANADO.


"Entre más conozco a las personas, más quiero a los animales"

jueves, junio 25, 2009

"Gracias por todo, Mr. Jackson..."

Gracias por todo, Mr. Jackson...

Tengo que dormir. Mañana muy temprano partiré a una capacitación de dos días. Mi duelo quedará aplazado para cuando regrese.

Tengo que madrugar muy temprano y debo dormir. Sin embargo me importa un... dormir menos y trasnocharme un poco escribíendo. Te mereces que te escriba estas líneas, por toda la música que nos diste, por todo lo inspirado y vivido.

Gracias por todo, Mr. Jackson...

Este es un breve recorrido de mi vida y el paso de tu música en ella.

"Thriller" me asustó cuando era peque. Para mi era incomprensible ver todos esos muertos saliendo de sus tumbas...

"Cause this is thriller, thriller night"

Lo curioso es que hace menos de una semana volví a ver aquel video, llamé a la Naranja y utilicé como excusa para saludarla, la siguiente reflexión: "¿Esos muertos aprendieron esos pasos en vida o simplemente por morir cerca de Michael Jackson ya los aprendieron estando muertos?"


"Black n White" me encantó... el mundo parecía uno sólo, muy pequeño, habitable y agradable, como en plaza sésamo,

¡¡pura diversidad!!

El mundo está hecho de diversidad...

"AND I TOLD ABOUT EQUALITY
AND IT´S TRUE
EITHER YOU´RE WRONG
OR YOU´RE RIGHT"

"IT DON´T MATTER IF YOU´RE
BLACK OR WHITE"


"Earth Song" se convirtió en el himno de mi activismo y amor por Gaia...

"¿Did you ever stop to notice
The crying Earth the weeping shores?
"

...Sin palabras, sólo acciones. La tierra no merece menos.

...Esta noche tengo vivos esos recuerdos de infancia cuando cantaba tus canciones en lugar de las rondas infantiles que cantaban los chicos de mi edad..."Remember the Time"

"Do you remember the time
When we fell in love
Do you remember the time
When we first met "

"Remember the times
After dark...,"


...Y en la adolescencia cuando aprendí a decir de "Smooth Criminal":

"Ok, I Want Everybody To Clear The Area Right Now!"

...A dar un sentido "Scream" con la presión de la Universidad, el trabajo y la vida misma...


...Incluso hubo hasta para mi Naranja. Lo vivo cada vez que me pierdo en sus ojos y le susurro: "I Just Can't Stop Loving You"

"Heaven's Glad You Came . . ."

"I'm So Proud To Say
I Love You
"

"I Hear Your Voice Now
You Are My Choice Now
."


¡¡Tantos clásicos que se me escapan y hacen parte de mi banda sonora!!

Lo importante es sonreír, recordar con mucho amor y ver lo que sus letras inspiraron.

"Man in the Mirror" lo dice todo:

"I'm Gonna Make A Change
For Once In My Life
It's Gonna Feel Real Good
Gonna Make A Difference
Gonna Make It Right..."

... Y tantas otras cosas...

...Ahora sos inmortal, te convertiste en canciones y esas canciones en sonrisas cuando tocan los corazones...



El Pop ha muerto.

1958-para siempre

¡Viva el Pop!





"If You Wanna Make The World A Better Place,
Take A Look At Yourself, And Then Make A Change"

"Make That Change"




jueves, junio 04, 2009

Los Más Sabios Opinan...

Un amigo me hizo llegar este mensaje y ahora lo comparo con ustedes. Esta al parecer fue una encuesta realizada a niños de segundo y tercer grado de primaria en algún colegio/escuela de este planeta.
Estas fueron algunas de las respuestas más curiosas.


¿Quién es el jefe en tu casa?
1. Mi mamá no quiere ser jefe pero tiene que serlo porque mi papá es chistoso.
2. Mi mamá. Lo sabes por la inspección de mi cuarto. Ella ve hasta lo que hay debajo de mi cama.
3. Creo que mi mamá, pero solo porque ella tiene más cosas que hacer que mi papá.

¿Por qué hizo Dios a las Madres?
1. Porque son las únicas que saben dónde están las cosas en la casa.
2. Principalmente para limpiar la casa.
3. Para ayudarnos cuando estábamos naciendo.
4. Para que nos quisieran.

¿Cómo hizo Dios a las Madres?
1. Usó tierra, como lo hizo para todos los demás.
2. Con magia además de súper poderes y mezclar todo muy bien.
3. Dios hizo a mi mamá así como me hizo a mí, solo que usó partes más grandes.
4. Yo creo que tardó mucho en hacerlas, pues mi papá dice que a veces las mujeres son muy complicadas.

¿Qué ingredientes usó?
1. Dios hizo a las madres de nubes y pelo de ángel y todo lo bueno en este mundo y una pizca de malo.
2. Tuvo que empezar con huesos de hombres y después créo que usó cuerda, principalmente.
3. Yo creo que con muchas flores...

¿Por qué Dios te dio a tu mamá en vez de otra mamá?
1. Porque somos parientes.
2. Porque Dios sabía que ella me quería más a mí que otras mamás que me quisieran.
3. Porque nos parecemos mucho.

¿Qué clase de niña era tu mamá?
1. Mi mamá siempre ha sido mi mamá y nada de esas cosas.
2. No se porque no estaba yo allí, pero creo que ha de haber sido muy mandona.
3. Dicen que antes era muy linda.

¿Qué necesitaba saber tu mamá de tu papá antes de casarse con él?
1. Su apellido.
2. Si quería casarse con ella.
3. Pues... si tiene trabajo y si le gusta ir de compras.

¿Por qué se casó tu mamá con tu papá?
1. Porque mi papá hace el mejor spaghetti en el mundo y mi mamá come mucho.
2. Porque ya se estaba haciendo vieja.
3. Mi abuela dice que porque no se puso su gorra para pensar.
4. Para poder ser la mamá de la casa.

¿Cuál es la diferencia entre las mamás y los papás?
1. Las mamás trabajan en el trabajo y en la casa y los papás solo van al trabajo.
2. Las mamás saben hablar con las maestras sin asustarlas.
3. Los papás son más altos y fuertes, pero las mamás tienen el verdadero poder porque a ellas les tienes que pedir permiso cuando quieres quedarte a dormir en casa de un amigo.
4. Las mamás tienen magia porque ellas te hacen sentir bien sin medicina.

¿Qué hace tu mamá en su tiempo libre?
1. Las mamás no tienen tiempo libre.
2. Si lo oyes de ella, paga cuentas TODO el día...
3. Creo que... trabajar.

¿Qué haría a tu mamá perfecta?
1. Por adentro ya es perfecta, pero afuera creo que un poco de cirugía plástica.
2. Que no me regañara tanto y que me dejara ver más tele.
3. Si supiera jugar fútbol...

¿Si pudieras cambiar algo de tu mamá, que sería?
1. Tiene esa cosa rara de pedirme que siempre limpie mi cuarto. Eso le quitaría.
2. Haría a mi mamá más inteligente, así sabría que mi hermano me pegó primero y no yo.

3. Me gustaría que desaparecieran esos ojos invisibles que tiene atrás de su cabeza.


¿O no que son muy sabios?
, tienen que serlo para responder con tanta magia.


*Graciaz Andrez por compartirme este material.

domingo, mayo 24, 2009

"La Brecha"





"Es la historia de mi generación

decíme, decíme a dónde vamos...

Mi ciudad ya no es la misma canción

presiento que este cuento NO acabó..." Andrés Cepeda



Hace algunos días tenía puesta una camiseta con una imagen de Popeye. Una prima cuya edad no llega a los 10 años la vio y me preguntó: ¿Quién es ese señor tan feo?

Esa fue mi primera sospecha de lo que luego sería una gran declaración, al menos en mi vida.

Con el paso de los meses y gracias al Facebook me he ido encontrando con viejos amigos de la infancia. Nuestras conversaciones se han caracterizado por la remembranza de hechos que sucedieron entre la década de los 80 y los 90´s... décadas por las que aun vibramos y sentimos una gran emoción.

Recordamos nuestros juegos, nuestras alegrías y temores. Recordamos que para nosotros un gran día era aquel en el que más pudiéramos jugar con nuestras tortugas ninja y no importaba si alguno no tenía, los demás llevábamos de más para prestar.

Ayer salí con un amigo a una feria de series animadas. Sentados junto a unas escaleras de emergencia, mientras él fumaba, veíamos varios especímenes disfrazados de series que desconocemos por completo y hacen las delicias de los adolescentes de hoy en día.

En esa misma feria vi a unas niñas disfrazadas de... muñecas, creí yo. Cuando le pregunté a la más cercana: -¿A qué serie pertenecen esos personajes?-, ella con desdén me respondió -"Lolita (inaudible) no es una serie"-, pof... reconocí ese mismo desdén en mí cuando le contestaba a una persona mayor sobre algo moderno que no comprendía... por ejemplo cuando le dije a una tía después de un profundo suspiro: -"... Tía... la canción dice "Puto", no "Pluto"... y tampoco es una canción de Rock para niños..."-

-Ya no somos el futuro de este país, ni la nueva generación.- dijo Alejandro. Yo compartí su expresión, lo había sentido desde aquella vez cuando mi prima me preguntó por el Popeye de mi camisa.

Hace unos días me preparaba para ir al trabajo. Mientras me vestía, dejé en mi tv un canal "nuevo" para mí, donde estaban transmitiendo los videos de unas canciones que reconocí con gran entusiasmo. Al terminar una tanda, justo antes de comenzar los comerciales uno de los anunciadores expresó algo que decía más o menos así: "Canal no apto para adolescentes". Rayos. De inmediato busqué en internet y encontré que ese canal, hermano de MTV estaba dirigido a personas entre los veínti-algo y los 35... rango de edad en el que me encuentro, y que MTV había quedado como su hermano-siempre-adolescente para el público que ahora hace parte de "la nueva generación". Esto explica por qué no entiendo nada de esos nuevos programas y por qué mi aversión hacia Tila Tequila y esa música que escuchan los chicos de hoy en día... caramba, !Acabo de hablar como una de mis tías cuando hablaban de la música de mi generación!

Puedo sentir ese espacio detrás de mí. Esa brecha que me hace ver que dejamos de ser niños y dejamos también de tener mayores posibilidades de sobrevivir a un desastre... o el naufragio de un barco por esto de "Mujeres y Niños primero". Ahora mis amigos, a los que recuerdo como niños tienen hijos, pasando ellos a segundo renglón en la lista de generaciones, y yo con ellos. No me di cuenta cuando ocurrió, dejamos de ser la nueva generación y lo que el mundo esperaba de nosotros y no conseguimos ahora fue transferido a los que entraron a reemplazarnos como

"la esperanza del mundo". No digo con esto que ya es demasiado tarde y no podamos hacer nada, a nuestra edad. Digo que podemos hacerlo desde otro lugar, y que el mundo ya no nos ve como un sueño sino como una realidad. Lo que espera de nosotros son hechos y no promesas como sucede con "las nuevas generaciones".

Ahora estamos luchando por cumplir lo que prometimos. No me pregunten qué es, creo que falté a clase el día que se discutió esto.

Ser de la ex-nueva generación trae sus beneficios también. Comienzo a conocerlos, vivirlos, descubrirlos y disfrutarlos... Ahora, y después de escuchar el video aquí publicado reconozco que "somos una generación de fuertes" y que "Este pasado glorioso nos ha convertido en lo que ahora somos, gente con una inmensa capacidad para ser feliz". Quizás por eso no hay Emos de mi edad...


Soy un espécimen que está a puertas de sus 30... ya comienzo a ser clásico y eso me gusta. Soy Retro, soy

El Batichico.

"Y aunque pase mucho tiempo

juraremos no estar viejos

para amarnos otra vez"

Andrés Cepeda


viernes, abril 17, 2009

Michael Jackson - Earth Song

Un hermoso clásico para nunca olvidar...
que se lo piensen.

que se lo sientan.


Feliz día de la tierra a todos mis terrícolas les desea
El Batichico.

viernes, abril 10, 2009

"Las Vías del Conejo Blanco"


Es el colmo. Me hago llamar "El Memorioso" y me sorprendieron en el olvido de un concepto fundamental en mi vida, en mi misión...
Por azares cotidianos, la muerte de mi coneja o lo que sea olvidé seguir al conejo blanco...

Hace un par de horas mi amiga Martha, en medio de su despedida me dijo: -Yo seguiré mi conejo, espero que hagas lo mismo con el tuyo-, y entonces recordé a ese roedor de ojos color rosa y pelaje blanco corriendo hacia un bosque cercano.

Ahora entiendo algo más del extraño funcionamiento de El Batichico. Cuando todo parece enredado, cuando encuentro mil caminos con mil señales que me indican mil vías, es porque he perdido de vista mi conejo blanco. Debo, entonces, enfocar mi atención en su pista y seguirlo. Hablo de seguirlo sin cuestionar, seguirlo de corazón y corazonada, no de mente ni demencia.

Ahora entiendo que ha pasado a mí alrededor con ese personaje que decidió dejarlo todo, su familia e hijos por seguir al amor de su vida. También entiendo cómo mi amiga decidió vivir la oportunidad de una ascenso laboral en otra ciudad, entiendo a ese personaje que volteó su mundo por un viaje a centro América... ahora entiendo por qué mi conejo blanco me ha hecho soñar tantas veces con mi primo que vive en Bogotá, por qué el pequeño roedor ha estado comiendo sus zanahorias sobre los papeles de "Esa maestría" en especial...
mi conejo me guiña su ojito color rosa y me sonríe. Me seduce a seguirlo a través de mí mismo, de mis temores, concepciones, sueños y tragedias, me invita a romper mi propia seguridad y a abandonar esta "vida normal, con un trabajo normal, sueldo normal y vida normal" como dijo mi amiga Milena, para atreverme a ser un poco más quién soy.
Mi capacidad creadora necesita un estímulo esencial, un ambiente propicio para crecer y propagarse. En esta tierra que habito hoy no ha sido posible. ¿Quién me garantiza que en otro lugar está ese terreno abonado?... confío plenamente en ese orejudo de pelaje blanco que me sonríe con picardía cada vez que lo veo perderse por una esquina...


Pase lo que pase, cueste lo que cueste, Yo sigo al conejo blanco, ¿y Vos?


Preparándome para una gran aventura, El Batichico.

viernes, marzo 20, 2009

¿cómo usar el baño de casa en japón?

Una interesante propuesta para los niños...
lo malo es que primero debemos enseñarle a comprender el japonés...


...que video más raro...jejejejejejeje

viernes, marzo 13, 2009

"Michelle, Ma Belle"

"And, in the end, the love you take/ Is equal to the love you make."
The Beatles.



*La Pausa.
De pronto tuve que pausar el mp3 y escuchar con atención las cuatro palabras que acababan de pasar por mi cabeza: "mi coneja se murió".

Sigo pensando que todo obedece a un mal sueño. Que pronto abriré los ojos, despertaré y la escucharé raspando algún lugar del suelo de la casa. Mañana la veré en su sitio, junto a la puerta esperando a que le dé su salida al patio, al aire libre donde comparte los días con las torcazas, la lora y las plantas de mi abuela.

Pienso que será como cada vez: Entraré al patio, me detendré en un punto fijo y ella aparecerá entre la vegetación y comenzará a correr a mí alrededor, dando esos saltitos que eventualmente suele dar. Me agacharé e intentaré atraparla con movimientos torpes y lentos, dándole a entender que la persigo y que ella es más veloz que mi humana motricidad.
La atajaré de sorpresa exponiendo mi mano en su circular recorrido. La sujetaré y pondré sobre mi regazo mientras la acaricio y le cuento mis cosas... con y sin palabras. Ella siempre me entiende y me escucha con atención, sabe que lo hago con todo mi amor...y quizás un poco más.

Ella lamerá mis dedos y mi piel. Aunque en casa todos opinen que eso no es real, que ella a todos ha mordido, que se cree perro. Quizás tengan razón, conmigo se porta como un perro pero no como los que muerde, sino como los que hacen esa envidiable compañía que ningún humano ha igualado jamás.
La contemplaré de nuevo. Escarbaré en su pelaje buscando uno de esos bichitos que nunca le he encontrado. Le revisaré las paticas delanteras y diré: "¿Cuál de estas dos me regalas?... tal vez mañana necesite un poco de tu buena suerte". Después la dejaré a un lado y regresaré a mis actividades diarias... esas que requieren de un tiempo que podría estar empleando en ser más feliz, o más humano.


En la noche cumpliré con el mismo ritual, sólo que esta vez terminará cuando la entre a la casa, organice sus cosas, cierre la puerta y ajuste unos lugares irregulares en la oxidada lámina por donde podría entrar el sereno...
Esa noche quizás sueñe con ella hasta que el ruido de sus garritas raspando algún lugar del suelo me despierte y me haga sonreír. Daré la media vuelta y seguiré durmiendo.


Sigo pensando que todo obedece a un mal sueño. Desde mi negación así lo quiero vivir al menos hasta que se me agote el miedo y decida echar un vistazo a esa bolsa donde ahora descansa su cuerpo, el que solía perseguir, el símbolo de mis carreras diarias a mi país de las maravillas.


*Ella como símbolo... lo que pocas personas han entendido.
Cada cual inventa sus símbolos para las cosas que cree importantes. Ella era más que un símbolo, un espacio. Una comunión conmigo mismo. Contemplar su pelaje me transportaba a una dimensión muy íntima ubicada millones de capas de células debajo de mí mismo.

Ahí reinaba un silencio envolvente y un poco de esa densa oscuridad que tanto me encanta. Sólo escuchaba mi voz en su forma más pura; sin convencionalismos, formalismos, sin ideales, sin encantos ni artilugios, sin decencias, tecnicismos ni cinismo... era puramente espiritual, un cordón umbilical con la gran Madre Tierra.

Las palabras que salían de esos encuentros quedan sólo para mí y mi terapeuta, a la que alguna vez le mencioné algo. Las lecciones las llevo conmigo, como estandarte y soporte.

Varias veces quise que me lastimara, que dejara una cicatriz en mi piel por eso que dice Coni Luer de "hiéreme para no olvidar". En cambio solo recibí lametazos con su lenguita seca y esponjosa, como una gomita de dulce. Entonces pensaba que por dentro estaba hecha de dulces y dejaba volar mi imaginación por un largo rato hasta que en algún planeta distante tropezaba con un asteroide y caía de regreso al patio de mi casa.

Mi nena dio para varios sueños cargados de símbolos y varios escritos de igual naturaleza.


*De Vuelta a la Tierra...
Cuando era niño, mamá me solía leer una biblia con muchos dibujos. Entre todos, me inquietaba uno en especial que representaba el paraíso. Lo veía lleno de animales y todos parecían muy contentos y amables: veía leones jugando con corderos, tigres junto a vacas y humanos entre ellos.
Ante esta imagen preguntaba a mi mamá toda clase de cosas... recuerdo que algunas veces contestaba que en ese sitio los animales no se comían entre ellos y que tampoco se hacían daño con los humanos. Luego me pregunté de dónde salían esos animales y no tardé en contestarme que esos animales eran los que alguna vez habían vivido en la tierra y por diversas razones habían muerto, que eran de esos seres que pasaban a ser inmortales en otro lugar lejos de aquí, junto a todos nuestros seres queridos.

Ahora que recuerdo este pensamiento de mi infancia sonrío al saber que cuando muera tendré una hermosa compañía: mis dos conejas, una paloma, un pollo, Ella, otros humanos y quien sabe quién más que se adelante en mi camino.

Sonrío un poco mientras que por otro lado vivo esta situación como la despedida de una parte grande de mi infancia. No es mi deseo sepultarla por completo, pero sí lo es dejar un poco de espacio libre para lo que comienzo a ganar como adulto.


Esta tarde, cerca del medio día recibí la noticia: mi nena ahora me esperaba en otra parte muy lejos de la clínica donde la dejé.
El veterinario tratante, mi familia, amig@s y compañer@s de trabajo lo han lamentado. Yo lo siento.

Esta tarde, después del medio día comencé a verme en la tarea de pensar qué iba a hacer con el cuerpo. Ella ya no estaba ahí, ni aquí conmigo. Esta tarde me vi en la necesidad de planear una despedida acorde con nuestra historia: cargada de símbolos.

Ella nunca fue mía. Ningún animal lo ha sido ni lo será nunca. Ella y yo simple y planetariamente fuimos compañeros: nos encontramos, nos hicimos compañía, nos quisimos, extrañamos y compartimos un instante... un diminuto momento de vida, el suficiente para no olvidar jamás. "Llegó el momento de devolverla a la tierra", pensé esta tarde, cerca de las 4 de la tarde cuando el calor de la ciudad comenzaba a descender en medidas proporcionales a la presión en mi cabeza.

"...busco lugar para devolver mi coneja a la tierra...." Escribí en el mensaje de mi msn y vari@s amigos se unieron a mí sentir con toda clase de propuestas. Les agradezco infinidades. Pienso enterrarla, sembrar un árbol en su sitio y en su nombre y visitarla eventualmente porque ella no ha muerto, nadie lo hace, sólo se transformó como la energía... ahora será un árbol, frutas, hojas y flores.

*Algo curioso, para comenzar...
Después de recibir la noticia, llegué al trabajo y en el primer caso que atendí, un niño pedía ayuda para hacer una tarea... necesitaba recortar la imagen de su animal favorito.
Cuando le pregunté por la identidad de este animal él respondió: mi animal favorito es el conejo, ¿me ayudas a buscar una lámina?
...Y de pronto todo pareció comenzar de nuevo...





“Algunas personas nacen para sentarse al borde del río,
algunos para ser alcanzados por un rayo,
algunos tienen oído para la música,
algunos son artistas,
algunos nadan,
algunos saben de botones,
algunos aman a Shakespeare,
algunas son madres
y algunas personas bailan”
The Curious Case of Benjamin Button


... Yo nací, entre otras cosas, para amar...
Independiente de la especie.



"I KNOW THAT YOULL UNDERSTAND
MY MICHELLE "
The Beatles

viernes, enero 16, 2009

"Breve Saludo"

Ya regreso...
Estoy arrancando mi nuevo año como se debe y para ello ando movilizando mis proyectos.
Pronto estaré de regreso en mi blog, no tardo...

El Batichico