martes, junio 29, 2010

Day 14 — Un libro de no-ficción



Lo conocí en una clase de noveno semestre de psicología. De él leímos un texto titulado: "La Mujer Esqueleto" (recomendadísimo) donde abordamos el enfrentamiento con la naturaleza de la vida/muerte y su metáfora en el amor.

Después de leer el texto terminé ojeando el libro. Y en algunos títulos me fui deteniendo hasta quedar envuelto en la sabiduría oculta en las líneas de sus capítulos. A través de cuentos, mitos, leyendas, a través de metáforas, la autora Clarissa Pinkola Estes en su libro Mujeres que corren con los lobos va presentando un universo rico en arquetipos y muy nutritivo tanto para el Ánima como para el Ánimus.
Y fue precisamente en este punto donde el libro me enganchó: en la presentación de un Ánima con vida, dinámica, con todos sus estados y ciclos (gestación-vida-muerte-resurrección), un Ánima fuerte. Lo vi como una buena -y segura- manera de aproximarme a mi eterna enemiga y resignificarla.

Porque no todo lo que tiene que ver con ella ha sido trágico para mí. Lo comprobé conforme fui avanzando en la lectura. Mi Ánima es muy rica, y cuando la encontré estaba herida. Necesitaba atenderla y esos aullidos que escuchaba no eran de terror para asustarme, eran de dolor. Un llamado, un lamento. Mi miedo por ella había permitido el abandono y con la distancia su aullido se hacía más fuerte.
Después de comprender un poco más, Ánima comenzó a dejar de ser una condena para mi. Pasó a ser una fuerza salvaje y fundamental para mi psique.

Este libro es un llamado por el reencuentro con ese punto donde convergen la espiritualidad, la carne, los huesos, el instinto, el aliento, la fuerza, los dientes, la propia voz, la intuición, la sangre y el poder de cada quien. Para ello, la autora recopila relatos tradicionales de diferentes regiones de los cinco continentes, los viste de cuentos infantiles y a través de ellos va presentando el contenido profundo de su obra. Ella es directa, va al origen mismo de los introyectos, al momento donde el instinto comenzó a apagarse, donde el Ánima salvaje fue brutalmente domesticada: la infancia.
Es así como a través de estos cuentos se re-significan las experiencias. A partir de ese encuentro con la infancia donde se comienza la recuperación de la fuerza del Ánima y se emprende una aventura a través de la propia historia. La propuesta que hace la autora se basa principalmente en dos elementos fundamentales que a su vez hacen de medios: la intuición y la creatividad.

Es un libro provocador que incita a la rebeldía en contra de los propios paradigmas, desautoriza prototipos y roles, en especial los impuestos por la modernidad. Es un libro que, aunque asuste a algunas personas, llama a un reencuentro con la espiritualidad, con lo más interno de la psique. Invita a retomar la intuición profunda y desarrollarla. Esto a través de las artes. Sólo las artes llegan hasta ese lugar donde se oculta el verdadero yo y lo ayudan a salir con mucha creatividad a través de la escritura, la danza, la pintura, la música y tú propio arte.

Y así como permite el reconocimiento de sí mismo, también permite el de un otro. Ese otro que siempre está ahí, que hace parte de nuestra historia: El clan al que pertenecemos, el clan al que no, la loba, los depredadores de la psique, la pareja, el cuerpo, las trampas, el clan de la cicatriz, las sombras, la familia, Ánimus y otros arquetipos de la pisque...

Junto a La Historia Interminable, este es un libro que amo y no me puede faltar. Desde que lo comencé a conocer me acompaña a donde quiera que vaya. Es lo primero que guardo en mi maleta cada vez que viajo y lo primero que desempaco a mitad de camino y cuando llego a mi destino. Vive conmigo a diario en la cama, la mesa de estudio o el maletín. Siempre a la mano.
Algun@s de mis amig@s más cercanos ya lo conocen por mi cuenta. Al menos sobre uno de esos cuentos hemos conversado después de su lectura.

Aunque ya no peleo "casi" con Ánima, sigo descubriéndome en el libro. No importa si se tienen cojones, útero o una pulgada irritada, todos somos Ánima y Ánimus. Somos uno. Y por la recuperación de esta unidad lo recomiendo... vivir en equilibrio, como un ser integro y auténtico es algo que no tiene precio... este libro lo facilita.

El Batichico.

-Post dedicado a Mandala-

Este es mi libro. Llevamos varios años juntos. En la parte superior pueden ver algunos de los 16 guarda-páginas que custodian mis lecturas.


*La imagen del inicio fue tomada de aquí.

2 comentarios:

Javier D dijo...

Que buena foto!...me encanta el toque de Bart haciendo muecas al fondo!....jua jua jua

batichico dijo...

jajajajaja, sí... no puede faltar mi fiel compañero de escritorio!