jueves, julio 22, 2010

Day 25 — Tu dia en gran detalle

Mi día comenzó alrededor de las 4Am. Sonó el teléfono -¿ahora quién se murió?- pensé. Luego recordé que mamá viajaría muy temprano. Salí a despedirme de ella.
Regresé a la cama y no tardé en caer profundo. 
Cabe mencionar que este fue uno de mis días más tranquilos de la semana.

12:00m
Abro los ojos.
Me despertaron abruptamente los gritos de los vecinos. No hablan. Gritan desde la más pequeña hasta el más grande. Ya los tolero, comprendo que es su forma de comunicarse... las abejas bailan, las hormigas a través de químicos que generan con sus cuerpos, mis vecinos gritan. A esto le sumo que tienen delirio de narradores. Quienes lo han presenciado saben que no exagero; todo lo que hacen/ven/escuchan/piensan, lo dicen en voz, como en las cursinovelas: 
"voy a lavar la ropa...busco el jabón, ¡lo encontré! ahora voy a abrir la llave. Traigo la ropa. Echo el jabón... ¡ah bruta!, me olvidé de llamar a fulanita... la llamo y ahora sigo. Sí, eso", "¡ahh esta niñita por qué no se aguanta! se orinó en los pantalones otra vez, ya la llevo al baño para lavarla... esta cochina... le voy a echar agua...y jabón... otro poquito de agua..."

Trato de recordar que soñé, pero no consigo recuperar nada. La censura se ha pronunciado una vez más. Prendo el Tv de manera manual. No encontré el control remoto. En el cartoon una serie que desconozco. Busco algo que ver en otros canales, me encuentro con Ratatouille. Amo su banda sonora, me da cosa el realismo que le dan a esas ratas... sobre todo en la escena donde se apoderan de la cocina.
Esta película, al igual que Charlie y la fábrica de chocolates me produce hambre. Salgo a buscar pandebonos. 

12:41
Alguien se apodera de mi Tv y pone la clausura del mundial. Maldita sea, se perdió el control remoto.
Le digo: -si me necesitas, me tocas el hombro. Ya regreso-, me pongo los audífonos y me pierdo en el computador. Navego por Flickr, leo blogs de personajes locales que no había leído antes. Organizo algunos documentos de la Batilaptop... me desconecté de la realidad, en especial de la final del mundial...

2:52 Pm
Recordé un par de escenas del sueño. Busco el cuaderno y lo escribo ahí. Ignoro lo que sucede en la pantalla de mi Tv pese a los gritos que escucho en el fondo. Regreso al computador. Esta vez busco unas imágenes de dinosaurios que necesito en mi proyecto actual.

4:15Pm
Salimos a comprar provisiones para la tarde, un respectivo paquete grande de: papitas rizadas con sabor a mayonesa, tostacos, de todito, tosti arepas y una pony malta de un litro.
Al rededor de las 5Pm caí dormido. 

6:50 Pm
Me despierto. Mi invitado sigue en su computador jugando quien sabe qué. Me propone que salgamos a comer algo. 

Vamos a un restaurante cerca de mi casa. 
Cenamos con empanadas, un chuzo y una hamburguesa. Pedimos una limonada deliciosa que hacen ahí. Después dejo a mi amigo en el paradero del MIO y regreso a casa.

9Pm
Comienzo a elaborar el sueño. De ahí nace un relato que decido convertir en cuento... lo trabajo.

3Am
Después de escribir, me voy a dormir.


Sí, lo sé... no fue uno de mis días más interesantes. De hecho, fue un hermoso día de descanso.
El Batichico.






*imagen tomada de aquí.

No hay comentarios.: