jueves, agosto 12, 2010

Foto 2. Una foto tuya de hace un año


Esta foto fue tomada en un reencuentro con mis viejos amigos de noches alternas. En los fines de semana de mi carrera solía salir con ellos, lo curioso es que to@s eran de ingeniería (de sistemas y electrónica) excepto una de ella que era de biología y yo de psicología. Íbamos juntos a la misma universidad, y juntos compartimos muchas noches, risas, rumbas mil historias, conciertos y pato-aventuras (sobre todo una relacionado con una fiesta a las afueras de Cali, una chiva y un enano que cayó el cielo). 



Esta foto fue tomada en Galete (recomendado). Es un sitio con buena vista, frente al gato en la orilla del río Cali. Buena brisa, buenos amigos, buenos momentos, buen café. 

Con ellos. 
Punto de encuentro. Pizza aromatizada con hierba en el Gruta. Caminata hacia nuestro destino de la noche. El Desván fue nuestra oficina por muchos años con sucursal en Alterno.  Fabulosos Cadillacs, Bob Marley, Sonido Bestial (sí, era la salsa que irrumpía en medio de la noche...estamos en Cali donde una rumba sin salsa no es rumba), Superlitio, Deep DishDepeche ModeIllia Kuryaki, Bersuit, Orgy, The Chemical Brothers, Fatboy Slim. Deambulábamos con la mirada perdida y un vaso de cerveza en la mano, contoneándonos al ritmo de la música, pogueando, soñando despiertos, haciéndole un quite al peso de la academia. Alguna vez fui dios ante los ojos desorbitados de dos niñas que se habían metido no sé qué cosa. Alguna vez una de mis amigas terminó acostada debajo de un carro por miedo a perder el "área derecha" de su cerebro. En el billar un tipo nos peló. Del cielo un enano cayó. Noches surreales, llenas de un misterioso encanto. Es la Física, no química. En silencio nos preguntábamos por lo que iba a ser de nuestras vidas. Caras familiares cada noche, sudorosas, felices, con algo en la cabeza, otros que como nosotros habían hecho de esos lugares su refugio de fin de semana. Caras familiares que en los últimos días he visto vestidas con saco, corbata, grises y grilletes en las muñecas. 

Un par de noches celebramos el día de la amistad porque no tuvimos un amor  por el cual que celebrar. El amor llegó después, por lo pronto sólo nos importaba seguir festejando por tenernos cada fin de semana en el mismo lugar, bajo la misma noche. Al salir comíamos algo en cualquier sitio encontráramos abierto, un Hipopotamos o el cenadero del frente. Nos distribuíamos en los taxis según quienes fueran para el norte o para el sur. Después de un abrazo nos vemos en la U...

Conforme fuimos terminando la carrera y las obligaciones de la vida adulta nos absorbieron, nos fuimos alejando. Lo grandioso es que cuando nos re-encontramos parece que no hubiese pasado un sólo segundo desde la última vez que nos vimos. Y de pronto todo parece volver a ser como antes.


Un abrazo a Tod@s!!!






-Post dedicado a Nathalie, Ángela, Los Jose Manueles-
-Isabel, Catalina, Carolina, Carmen, Mario, Mónica, Lady MM y a quienes también hicieron parte de las noches Alternas-

No hay comentarios.: