jueves, diciembre 23, 2010

"Noche de Corazones II"

Continuando con este post especial, presento a continuación la segunda parte. El primer fragmento es sobre un objeto mágico que literalmente llegó a mi esta noche. Los dos siguientes tienen que ver con corazones que denomino como "Corazones de Madre" cuya existencia celebro en este momento.

Una vez más sean bienvenidos y bienvenidas a un post especial al que he titulado "Noche de Corazones", segunda parte.

"Piedras mágicas"

Después de hablar con el Doctor recibí un mensaje de mi editora. Se trataba de un saludo de navidad que envió a su "Querido Escritor". Adaptando un poco dicho mensaje, en él me agradecía "por la magia, aquella que empezó como un destello en mi imaginación y logró culminar los mundos de miles de niños y jóvenes que ahora sueñan a mi lado". Madre, con estas palabras cualquiera se descompone de la felicidad al verse, al verme, en lo que estoy haciendo. ¡Tremendo impulso en mi carrera! Amo estas notas. Suelen convertirse en portales para mi, en una suerte de piedras mágicas a las que recurro cada vez que pierdo el horizonte,  cuando me agobia la rutinaria vida adulta o cuando olvido algo importante. Como portales me transportan a la esencia de lo que soy y me recargo para continuar. 
Desde esta noche cuento con una piedra mágica más. Una que me recuerda que mis sueños y mis cuentos ya dejaron de ser sólo míos. Que esa magia que tengo la uso y la comparto.


"Y te comparto la alegría de mi corazón, es lo único que quiero al menos hoy"
En esta noche apareció mi corazón-compañero. El cómplice. El que camina conmigo aquí, en cualquier lado, el que me acompañó en la universidad y ahora me acompaña en los viernes de Septimazo y en Capital City. Este corazón es el que habita en Lady Metal, mi hada de cabecera, mi amiga. 
En esta noche reímos. Celebramos y cantamos con alegría por los hambrientos, los locos, los que se fueron, los que están en prisión, por las madres de Plaza de Mayo y por mi Negra hermosa (hasta la escucho cantar desde el cielo).
Después de conocer esta noticia puedo decir que "hoy desperté cantando esta canción que ya fue escrita hace tiempo atrás

(En la imagen, las Madres de Plaza de Mayo celebran la decisión del juez)
Y con mi hada también reí de nuestras habituales travesuras. De esas que hacemos por las noches entre vídeos de youtube y otros medios que inmortalizan descaches propios y universales. "No me imagino una vida, una historia sin ti, ves"


Sobre el vídeo que presento a continuación... Buscando uno que relacionara a las Madres de Plaza de Mayo encontré este que me sorprendió enormemente. En él encontré a mi mencionada Andrea Echeverri cantando el pedazo favorito de mi canción consentida.


Parte del Tributo a Queen, de la canción "Juégale, apuestale" (Play the Game)
"Es tan fácil saber respetar,
es muy fácil buscar tu verdad en paz y amor, 
juégale...
Todo el mundo apuestenle al amor.
Es tu vida, purificate,
por la tierra, 
vive tu verdad en paz y amor,
juégale
Todo el mundo apuestenle... 
al amor."




"La Reina de las Muñecas"
En la tarde previa a esta noche una amiga que tiene un programa de TV nos pidió a varias personas que le enviáramos un escrito sobre nuestros abuelos para leerlo en una edición especial. Yo envié uno sobre aquella mujer a la que llamo "La Reina de las Muñecas".

El caso es que en esta noche mi amiga me notificó que el texto clasificó para ser leído en el programa. De inmediato pensé en darle una copia de esta edición a mi abuela como parte de su niño dios.
Por cierto, mi abuela, La Reina de las Muñecas, recibió este título de mi parte por un cuento que hice sobre ella en el que la nombraba como la monarca en un reino compuesto por muñecas de porcelana. En la vida real ella tiene una colección de estas muñecas y cada vez que la veo sentada en un mueble de la sala me parece ver una muñeca más. Una grande, una que me contaba cuentos cuando era niño, me llevaba a pasear en el coche y que cambiaba la lonchera que mi mamá me dejaba a diario (mi abuela me la surtía con todos los dulces y mecato que yo escogía en la tienda, y dejaba en casa la comida "saludable" que mamá me preparaba). Ella, toda una perla del Pacífico, un tesoro del Atlántico.

Sobre el texto que presenté, espero poder publicar el fragmento del programa en el que lo leerán mañana. Por lo tanto y por esta vez, este relato quedó incompleto. De hecho, este fue sólo el preámbulo de la verdadera historia que cuento en el texto. 


Continuará...
El Batichico.

-Post dedicado a María Juliana, 
A Juanino,
A mi Editora,
A Lady MM,
A las Madres de Plaza de Mayo y mi negrita,
A La Reina de Las Muñecas,
Y a mi Corazón, que estuvo en contacto conmigo mientras todo esto sucedía-






3 comentarios:

Javier D dijo...

Como demoradito no!!..jajajajajaja

Andrés Eduardo Pío Chicué Sónico dijo...

a little...

Álvaro Andrés dijo...

bonitos tus relatos, es muy bueno cuando nos pasan dias especiales como estos... siente q uno esta en los dias de suerte... Un abrazo ;)