lunes, diciembre 06, 2010

"Y fueron cinco años"

-Post 300-


¡De nuevo olvidé el aniversario de mi blog!
Todo comenzó el 21 de Noviembre del 2005 y quien lo iba a pensar, que cinco años y dos días después recibiría la comunicación de una editorial que está interesada en publicar uno de mis libros para niños.

Hace cinco años ¡a esta misma hora! me preguntaba por mi vocación. Entre escritor, caricaturista o psicólogo. Ahora puedo responder que soy las tres. O bueno, al menos trato de serlo y que ya esté a un mes de firmar mi primer contrato con una editorial creo que es una buena señal en mi camino. 
En la maestría he descubierto que la psicología me ha brindado herramientas ENORMES para crear personajes, conflictos y situaciones. 



Me preguntaba por el sitio donde realizaría mi práctica profesional... Práctica que fue toda una aventura llena de emociones, aprendizajes y logros. Al terminarla fui contratado en este lugar donde trabajé hasta diciembre del año pasado. Fue una buena escuela. Hice amigos y amigas con quienes aun sé, puedo contar. Hace cinco años era un estudiante confundido. Hoy en día soy un psicólogo que actúa desde otro frente...

Y como me lo temía, después del 2005 vino el final de mis encuentros con la Dama del Oráculo. Después de ella pasé a otro proceso y posteriormente a dar mis primeros pasos solo. Ahora estoy muy lejos de aquel momento. 
En estos cinco años me gradué de la universidad como psicólogo, trabajé con niños, niñas y adolescentes (y amé hacerlo), rescaté tres palomas y dos pollos, perdí a mis conejas, vencí a la Momia Azteca, conocí a mi Némesis: el Ornitorrinco, despedí amigos, le di la bienvenida a otros, perdí a Mercedes Sosa, a Michael Jackson, a Jairo Anibal Niño, sangré, me recuperé, hice memes, nadé con delfines en el pacífico, aprendí, soñé, me rebelé, recuperé la memoria de Ella, corrí con lobos, busqué y me re-encontré con grandes amigos que había perdido en el tiempo, me uní a causas,  me enojé, reí, escuché a los más sabios, acepté, curé viejas heridas, elegí, me complementécambié de ciudad, revelé uno que otro secreto, revelé escritos, confronté, asesiné, divagué, extrañé,  me enfrenté a enemigos, hice memoria, suspiré de alivio, lo vi, analicé, me desconecté, fui feliz, me indigné, mi vida cambio una y mil veces, no entendí a la humanidad y siempre siempre: fui yo.    

Hace cinco años me preguntaba por el amor. Cinco años después tengo a mi lado a quien considero el amor de mi vida. Aun sigo con Batman, Buffy, los Converse, los animales, el mecato, mis brazos, la música... y Batman.
El Batichico.

-Post especialmente dedicado a vos-
-A mi lector@ que me sigue y motiva a seguir escribiendo-

-Y por lejos, estos han sido los mejores cinco años de mi vida-



La imagen la tomé de Aquí.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

es para mí un gusto enorme poDer leerte, y más Aún porque en los pocos meses que coNozco este blog, he podido mirar aKí y allá y descubrirte cada vez más. gracias por permitirme hacer Eso.

Andrés Eduardo Pío Chicué Sónico dijo...

Gracias a vos por pasare por aquí y por dejarme entrar.
Un abrazo con mucho cariño!

Javier D dijo...

Muchas felicidades por esos cinco años y por esos otros cinco también. Está genial este post. Es una buena recopilación de cosas buenas que has hecho. Adelante y muchas felicidades por esa futura publicación.

Andrés Eduardo Pío Chicué Sónico dijo...

GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS, porque esto no sería posible sin uds!!!
El Batichico.