jueves, diciembre 23, 2010

"Noche de Corazones II"

Continuando con este post especial, presento a continuación la segunda parte. El primer fragmento es sobre un objeto mágico que literalmente llegó a mi esta noche. Los dos siguientes tienen que ver con corazones que denomino como "Corazones de Madre" cuya existencia celebro en este momento.

Una vez más sean bienvenidos y bienvenidas a un post especial al que he titulado "Noche de Corazones", segunda parte.

"Piedras mágicas"

Después de hablar con el Doctor recibí un mensaje de mi editora. Se trataba de un saludo de navidad que envió a su "Querido Escritor". Adaptando un poco dicho mensaje, en él me agradecía "por la magia, aquella que empezó como un destello en mi imaginación y logró culminar los mundos de miles de niños y jóvenes que ahora sueñan a mi lado". Madre, con estas palabras cualquiera se descompone de la felicidad al verse, al verme, en lo que estoy haciendo. ¡Tremendo impulso en mi carrera! Amo estas notas. Suelen convertirse en portales para mi, en una suerte de piedras mágicas a las que recurro cada vez que pierdo el horizonte,  cuando me agobia la rutinaria vida adulta o cuando olvido algo importante. Como portales me transportan a la esencia de lo que soy y me recargo para continuar. 
Desde esta noche cuento con una piedra mágica más. Una que me recuerda que mis sueños y mis cuentos ya dejaron de ser sólo míos. Que esa magia que tengo la uso y la comparto.


"Y te comparto la alegría de mi corazón, es lo único que quiero al menos hoy"
En esta noche apareció mi corazón-compañero. El cómplice. El que camina conmigo aquí, en cualquier lado, el que me acompañó en la universidad y ahora me acompaña en los viernes de Septimazo y en Capital City. Este corazón es el que habita en Lady Metal, mi hada de cabecera, mi amiga. 
En esta noche reímos. Celebramos y cantamos con alegría por los hambrientos, los locos, los que se fueron, los que están en prisión, por las madres de Plaza de Mayo y por mi Negra hermosa (hasta la escucho cantar desde el cielo).
Después de conocer esta noticia puedo decir que "hoy desperté cantando esta canción que ya fue escrita hace tiempo atrás

(En la imagen, las Madres de Plaza de Mayo celebran la decisión del juez)
Y con mi hada también reí de nuestras habituales travesuras. De esas que hacemos por las noches entre vídeos de youtube y otros medios que inmortalizan descaches propios y universales. "No me imagino una vida, una historia sin ti, ves"


Sobre el vídeo que presento a continuación... Buscando uno que relacionara a las Madres de Plaza de Mayo encontré este que me sorprendió enormemente. En él encontré a mi mencionada Andrea Echeverri cantando el pedazo favorito de mi canción consentida.


Parte del Tributo a Queen, de la canción "Juégale, apuestale" (Play the Game)
"Es tan fácil saber respetar,
es muy fácil buscar tu verdad en paz y amor, 
juégale...
Todo el mundo apuestenle al amor.
Es tu vida, purificate,
por la tierra, 
vive tu verdad en paz y amor,
juégale
Todo el mundo apuestenle... 
al amor."




"La Reina de las Muñecas"
En la tarde previa a esta noche una amiga que tiene un programa de TV nos pidió a varias personas que le enviáramos un escrito sobre nuestros abuelos para leerlo en una edición especial. Yo envié uno sobre aquella mujer a la que llamo "La Reina de las Muñecas".

El caso es que en esta noche mi amiga me notificó que el texto clasificó para ser leído en el programa. De inmediato pensé en darle una copia de esta edición a mi abuela como parte de su niño dios.
Por cierto, mi abuela, La Reina de las Muñecas, recibió este título de mi parte por un cuento que hice sobre ella en el que la nombraba como la monarca en un reino compuesto por muñecas de porcelana. En la vida real ella tiene una colección de estas muñecas y cada vez que la veo sentada en un mueble de la sala me parece ver una muñeca más. Una grande, una que me contaba cuentos cuando era niño, me llevaba a pasear en el coche y que cambiaba la lonchera que mi mamá me dejaba a diario (mi abuela me la surtía con todos los dulces y mecato que yo escogía en la tienda, y dejaba en casa la comida "saludable" que mamá me preparaba). Ella, toda una perla del Pacífico, un tesoro del Atlántico.

Sobre el texto que presenté, espero poder publicar el fragmento del programa en el que lo leerán mañana. Por lo tanto y por esta vez, este relato quedó incompleto. De hecho, este fue sólo el preámbulo de la verdadera historia que cuento en el texto. 


Continuará...
El Batichico.

-Post dedicado a María Juliana, 
A Juanino,
A mi Editora,
A Lady MM,
A las Madres de Plaza de Mayo y mi negrita,
A La Reina de Las Muñecas,
Y a mi Corazón, que estuvo en contacto conmigo mientras todo esto sucedía-






"Noche de Corazones I"


"Hay corazones plagados de estrellas, enamorando a las noches más bellas, No me imagino escribiendo estas cosas sin ti..." Ana Torroja y Miguel Bosé

Esta noche fue especial. Mi corazón recibió mucha alegría y a través de personajes que, como los de los cuentos me recordó que la magia es real y que está al alcance de un deseo. He dividido este post en dos partes. Esta es la primera.

Son cinco historias breves de hechos que viví esta noche. Cinco fragmentos que tienen en común un elemento, un símbolo: el corazón.
En este primer momento presento dos que corresponden a un igual número de personajes que en realidad EXISTEN pese a que sus historias sean fieles réplicas de cuentos de hadas famosos. Ambos con un corazón, que ya podrán conocer...

Bienvenidos y bienvenidas a un post especial al que he titulado "Noche de Corazones", primera parte.


"Julicienta"
Conocí el cuento de una niña que estudió y trabajó al mismo tiempo. Por esos días en su casa escaseaba el dinero y los alimentos. Madrugaba y sin desayuno se iba a estudiar, almorzaba una papa con agua que tomaba del grifo de un baño, se escapaba de clases para llegar a tiempo a sus trabajos (al medio día y al caer la noche), trabajaba en restaurantes hasta la 1 o 2 de la mañana y regresaba a casa para hacer sus tareas. Corría pendiente del reloj sin temor por una carroza que se pudiera convertir en calabaza.

Cuando la conocí, ella corría de un lugar a otro sin detenerse un solo segundo. Pocas veces compartió con sus demás compañeros y se limitó de muchas experiencias que vivían otras chicas de su edad. 
Por esos días, en una tarde previa a la navidad, paseaba por un centro comercial cuando una voz muy dulce me obligó a asomarme por un corredor hacia una tarima donde se presentaba una cantante. Me acerqué y la vi. Era ella quien, con voz de sirena, encantaba. 
Dejé de verla por varios años, hasta esta tarde...

Fue grato para mi encontrarla como la encontré.  
Creció como sus sueños, con sus sueños, y se convirtió en una mujer muy bonita tanto por dentro, como por fuera. Reconoció que su vida no fue perfecta, y que a pesar de ello sobrevivió y fue feliz. Es feliz de corazón.
La imaginé como un cisne hermoso que daba gracias a Dios por su pasado como patito. La escuché y me sentí tomando un café con la Cenicienta de verdad. Fue un honor para mi, un escritor de cuentos para niños, darme cuenta que entre mi lista de amigos hay una princesa de verdad. 
Entonces recordé las palabras de un  escritor invitado a la maestría quien alguna vez nos dijo que uno escribe sobre aquello de lo que es testigo. Y frente a ella sonreí. 
Me habló de su vida, de lo bien que estaba, del príncipe con el que se casó, de su palacio, de la realidad que construyó al pie de la letra de sus sueños, de su perrita-Cocker-encantada, de un enanito que habita en su morada, de su vida como cisne, de sus días como patito que quedaron atrás. Incluso me trajo a la Batitorre en su carroza conducida por su príncipe.
Ahora es una Cenicienta que no tiene que correr. 




"Doctor Corazón"
Él es un médico de Corazones. Bueno, aunque apenas está en formación, para mi ya es un médico con este título... y de los mejores.
Tan pronto me lo encontré esta noche me narró como había reanimado un corazón en el hospital. No me sorprendió. Ya le llevo en la cuenta muchos corazones reanimados sin que él se de cuenta.
Sé que ha salvado a cuanta persona se le acerque con el corazón agujereado. Incluso, cuando ese corazón pertenece a alguien que lo ha pisoteado y escupido con anterioridad. Su nobleza es infinita. 
Es otro personaje de cuento que desde niño creció escuchando los improperios de una bruja. Admiro su fuerza y su valor. Aun repaso su cuento. Busco revelar su secreto. Quiero saber en qué momento hizo uso de su coraje para proteger su corazón y conservarlo intacto, como el de un niño. Me lo imagino huyendo a un bosque muy dentro de él donde halló una cabaña habitada por siete enanitos trabajadores que lo ayudaron. Me lo imagino azotando la puerta en la nariz de esa bruja cuando esta lo busca para menospreciarlo. Lo veo sonriendo con libertad, riendo, soñando, amando, creyendo (a pesar de que a veces le cuesta aceptarlo) en su propio cuento y en el merecido final feliz que le aguarda. 
Lo veo como se esfuerza por transformar a diario su propio cuento. Lo veo asomándose en las charcas buscando sapos para besar, veo como se busca a sí mismo en medio del laberinto de su bosque, ¡como se asusta cuando escucha un ruido a lo lejos! y como se sorprende al descubrir que eso que pensaba que era un monstruo o un fantasma horroroso resultaba ser en realidad un pequeño ratón que hacía un ruido en un lugar que propagaba el eco.

No le teme a sus lágrimas ni al dolor. Para él la tristeza es un diamante en bruto que tan pronto cae en sus manos, "se da a tallarlo con amor y paciencia, para luego pulir con delicadeza hasta encontrar en ella esa luz oculta, ese valor real que se esconde en su centro".

Es especial porque conoce el poder del "Había una vez...", por eso sigue a cuanto conejo blanco se le atraviesa en su camino, por eso termina en países encantados. Lo de él es abrir baúles de sorpresas con duendes y misterios, pedir deseos en fuentes, hablar con los animales, compartir sus secretos con un murciélago que se encuentra cada noche, cerrar los ojos y creer que todo lo que pide se hará realidad...

Hoy, en ese hospital salvó una vida. No me sorprendió, sólo reafirmé mi admiración por él: a diario salva muchas otras. El primero en ser salvado en su lista fue él mismo, y aun se salva cada vez que puede. ¿Su secreto?, es un secreto. Sin embargo, y por lo que me deja ver a la distancia intuyo que tiene que ver con unos masajes que da con sus dedos, unas palabras mágicas que sólo él conoce, con ese brillo que emana de sus ojos y con ese corazón dorado que usa como llave inglesa para aflojar odios y apretar amores, tal y como lo hace El Reparador de Sueños
Para mi es un honor compartir unas cuantas palabras cada noche con esta personita feliz a la que llamo amigo, y desde hoy, Doctor Corazón.



Continua...






"Esta noche te canto..."

Desde que comencé con este blog declaré mantenerlo lejos de ciertos asuntos, sin embargo en esta noche me concedo la libertad de acercarme un poco a uno de estos "temas" que me resultan algo escabrosos.
Lo hago porque es mi necesidad, y porque te lo dije desde hace mucho tiempo. A través de mis letras encontré la forma de comunicarme contigo.

Negrita, esta noche te canto con un fresquito en el corazón y con lágrimas en mis ojos. Esas lágrimas que se me asoman cuando siento que se hizo justicia...

"Duerme, duerme negrita... que Videla tá en la cárcel negrita...
Duerme, duerme mobila... que por fin se hizo justicia mobila."



-Post humildemente dedicado a las Madres de la Plaza de Mayo, a los que esperábamos esta noticia, a los que creemos en la justicia y a mi Negrita -
-TE EXTRAÑO-





martes, diciembre 21, 2010

"Platero y Yo"


En mi colegio, era obligatorio leerlo en algún grado de la primaria. Tengo un recuerdo horrible con este libro.
Estaba leyéndolo feliz y encariñado con el burrito, hasta que encontré a un amigo llorando. Después de preguntarle por su llanto, me respondió que ¡PLATERO SE MURIÓ AL FINAL!
Me enseñó la página donde se relata su muerte, la respectiva imagen, y con ello, murió también un pedazo de mi infancia. 

En ese mismo instante, ahí, frente a mi amigo, con el libro abierto, JURÉ escribir relatos muy diferentes a ese y sobre todo ENTRETENIDOS para niños. Si bien este... suceso... no determinó mi vocación, sí marcó mi estilo y lo que NO quiero hacer a la hora de escribir. 

Paz en mi olvido, Platero...
El Batichico.


"El Cuentista"



"Y confiaba en sus libros y en la magia que éstos destilan. 
Para mi esto es vital... literalmente, es de vida o muerte. Algunos libros han salvado mi vida, me han permitido vivirla, me han orientado." LMCG



Siempre hay un libro, un cuento, un pedacito de algo que guarda un secreto importante, un pedazo grande de vida. Son cómplices, portales a otros mundos, espejos, portadores de temibles verdades y de manos extendidas. Son inmortales y atemporales.
Se volvieron miembros de la familia. Del mundo infantil. Algunos terminaron regalados, rotos, empolvados, guardados, en la basura, como recuerdos evocados, aun así, sus historias internas permanecieron intactas, esperando a ser rescatados por la memoria... a que su magia se reactivara sólo para regresar en el momento preciso.


Este capítulo que presento a continuación va dedicado a todas aquellas personas que creen en el encanto de esas historias, incluso, en las que olvidaron...
El Batichico.









lunes, diciembre 06, 2010

"Y fueron cinco años"

-Post 300-


¡De nuevo olvidé el aniversario de mi blog!
Todo comenzó el 21 de Noviembre del 2005 y quien lo iba a pensar, que cinco años y dos días después recibiría la comunicación de una editorial que está interesada en publicar uno de mis libros para niños.

Hace cinco años ¡a esta misma hora! me preguntaba por mi vocación. Entre escritor, caricaturista o psicólogo. Ahora puedo responder que soy las tres. O bueno, al menos trato de serlo y que ya esté a un mes de firmar mi primer contrato con una editorial creo que es una buena señal en mi camino. 
En la maestría he descubierto que la psicología me ha brindado herramientas ENORMES para crear personajes, conflictos y situaciones. 



Me preguntaba por el sitio donde realizaría mi práctica profesional... Práctica que fue toda una aventura llena de emociones, aprendizajes y logros. Al terminarla fui contratado en este lugar donde trabajé hasta diciembre del año pasado. Fue una buena escuela. Hice amigos y amigas con quienes aun sé, puedo contar. Hace cinco años era un estudiante confundido. Hoy en día soy un psicólogo que actúa desde otro frente...

Y como me lo temía, después del 2005 vino el final de mis encuentros con la Dama del Oráculo. Después de ella pasé a otro proceso y posteriormente a dar mis primeros pasos solo. Ahora estoy muy lejos de aquel momento. 
En estos cinco años me gradué de la universidad como psicólogo, trabajé con niños, niñas y adolescentes (y amé hacerlo), rescaté tres palomas y dos pollos, perdí a mis conejas, vencí a la Momia Azteca, conocí a mi Némesis: el Ornitorrinco, despedí amigos, le di la bienvenida a otros, perdí a Mercedes Sosa, a Michael Jackson, a Jairo Anibal Niño, sangré, me recuperé, hice memes, nadé con delfines en el pacífico, aprendí, soñé, me rebelé, recuperé la memoria de Ella, corrí con lobos, busqué y me re-encontré con grandes amigos que había perdido en el tiempo, me uní a causas,  me enojé, reí, escuché a los más sabios, acepté, curé viejas heridas, elegí, me complementécambié de ciudad, revelé uno que otro secreto, revelé escritos, confronté, asesiné, divagué, extrañé,  me enfrenté a enemigos, hice memoria, suspiré de alivio, lo vi, analicé, me desconecté, fui feliz, me indigné, mi vida cambio una y mil veces, no entendí a la humanidad y siempre siempre: fui yo.    

Hace cinco años me preguntaba por el amor. Cinco años después tengo a mi lado a quien considero el amor de mi vida. Aun sigo con Batman, Buffy, los Converse, los animales, el mecato, mis brazos, la música... y Batman.
El Batichico.

-Post especialmente dedicado a vos-
-A mi lector@ que me sigue y motiva a seguir escribiendo-

-Y por lejos, estos han sido los mejores cinco años de mi vida-



La imagen la tomé de Aquí.