viernes, enero 21, 2011

"Tuyo y mío"

Ok, no diré nada al respecto. Hablaré de algo más.
Te confieso que desde hace algún tiempo me alejé de los secretos. Estuve varias temporadas en el lado de la vida donde son mal vistos. Pero ya me empiezas a conocer. Lo que realmente me importa es lo que mis tripas manden, al fin y al cabo estaré con ellas hasta cuando deje de respirar.

Te leo. Te sigo. A diario. Y aunque a veces me pierda en una que otra misión, en uno que otro mundo, en algún callejón oscuro, suelo estar pendiente de tus palabras. Son como la señal que el comisionado, o algún amigo planta en el cielo de la noche y atrae mi atención.

Te sueño. Y en mis imágenes oníricas apareces y desapareces. Nada diferente a lo que haces cuando tengo los ojos abiertos y trato de enfocarte. ¿Sombras nada más? Te construyo a través de mis símbolos. Te elaboro con palabras y organizo con imágenes. Suelo sentirte desde muy adentro, suelo esperarte cada mañana. Te hago inmortal en mi memoria donde sé, vivirás para siempre con alguna forma que transmuta.

Entre la noche palpo siluetas con mis manos. Te busco. Tecleo preguntas sobre vos. Incógnitas que no me respondo. Me sirvo un té de limoncillo que parece más una taza de agua dulce hervida. Paso las hojas. Leo. Escucho música. Pienso. Regreso a mis letras. Una o dos preguntas más en la pantalla de mi computador. En esas estoy hasta cuando escucho el trino del primer pájaro de la madrugada, entonces caigo en mi cama. 
En el día, entre los espejos asomo mi cabeza y doy un breve vistazo. No tardo. Temo ser absorbido. Entonces salto. Me escabullo. Busco huellas de tu visita. Recorro pasillos, me asomo en las esquinas. Pregunto a los niños si te vieron venir. Regreso a mi morada. Otro té. Música en mi espacio. Más preguntas en la pantalla. Sigo tu pista en algunas canciones. Te pierdo de vista de nuevo.

Me pongo el traje y encima mi disfraz de ciudadano. Salgo a dar una vuelta por callejones vecinos, me topo con una que otra situación. Libro una pequeña batalla. Algunas se alargan y pasan a convertirse en un capítulo doble, o en un hecho constante. También es cierto que me encuentro con personajes importantes. Los miro y me pregunto por su lugar en mi historia: ¿héroe-colega? ¿villano? ¿damisela en peligro? ¿aliado?, nunca como un extra. Sospecho de esto cuando veo el nombre de sus interpretes en el opening, entonces me digo: "estos van a durar al menos una temporada por aquí". Y les doy la bienvenida. Por lo general a mi manera, a través de palabras.

Sobre esos secretos. A veces pienso cosas, a veces sueño. Con irreverencia y ternura en una pócima me acerco tal y como soy. Me puedes beber, y leer según tu preferencia. 

Sobre esos miedos. He desarrollado un temor a las mentiras oscuras, pese a que en la oscuridad me siento contenido. Estas mentiras me resultan siniestras. En los últimos días me he visto huyendo de ellas, aunque insisten en buscarme. Alguien usó mi cabeza como un revolver. Mala cosa.

Sobre esos secretos. El dolor y la confusión suelen ser mis musas. El asunto conmigo es que no soy de los que se sienta a lamentarse. No me culpes porque actúo. Sólo quiero cambiar el mundo, al menos el que me rodea. Puedo hacerlo, lo sé, y lo haré. La vida es demasiado corta para no vivirla. Elegí hacerlo. Soy mi pasado, mi presente y mi futuro. Todo depende de mi, y si en el camino nos encontramos no dudes que también haré algo por vos.
Canto, bailo, sueño, escribo, busco, creo, y aunque no soy el mejor, no me preocupo, sólo sigo adelante. Con y sin dolor. Siempre confundido por algo. Con una imagen, con alguna palabra atravesada en mi cabeza. Lo ambiguo me gobierna. En realidad no me importa. Sólo lo disfruto, sólo gozo de todas las opciones que me encuentro. 

Conmigo no hacen falta los pactos de permanencia, aunque me si llegas a ver un duende o a una bruja, dale saludos de mi parte.
Yo me quedo. 
Porque quiero,
Porque sigo aquí,
Porque soy sujeto de certezas y corazonadas. No dudo.

El Batichico.



4 comentarios:

DITO dijo...

Sin duda, de los mejores escritos que he leído...

F!TO dijo...

Concuerdo con DITO.
Puedo compartir?? Ya sabes en donde.

Andrés Eduardo Pío Chicué Sónico dijo...

Con confianza, F!to!

Álvaro Andrés dijo...

Wow!!! te felicito x este escrito! Ojala esa inspiracion en las letras jamas la pierdas y te permita alcanzar tu meta!

Un abrazo!!!