martes, marzo 08, 2011

"La Luna es Mia"


Aproveché mi última noche en la Metro Torre para escaparme por la ventana y saltar a la luna. 
Me senté sobre el satélite y desde ahí miré mi casa sin mi. Las maletas en el suelo, la ropa en la cama, los juguetes en la repisa y el tv prendido.

La Luna es mía. La sinfonía cobró fuerza. Me volteé hasta quedar de cara al edificio que estaba frente a mi ventana. Sobre su techo alguien escribió con pintura amarilla un "te amo" que nadie más parece haber visto. 

Recordé que esta tarde mi amorcito me habló de un par de estrellas. Sonreí. Me recosté suspirando. El frío no me importó. Sólo la música que escucho en mi media Luna de queso. "Ay amor, eres la rosa que me da calor, eres el sueño de mi soledad, un letargo de azul, un eclipse de mar, pero... ay amor, yo soy satélite y tu eres mi sol..."

Sobre mi, una guitarra alrededor de la cual orbitaban dos amantes que, como acróbatas se sujetaban de las manos, hacían piruetas y eventualmente se daban un beso. A su alrededor Can´t help falling in love en una versión que nunca había escuchado antes. Una descarga de alegría recorrió mi cuerpo. Por un instante sentí que Elvis estaba vivo. Una mujer le hacía el dueto. Me perdí en la imagen de los amantes y soñé... si mi amorcito estuviera conmigo estaríamos los dos recostados disfrutando del espectáculo. Cuando estamos juntos hacemos de cualquier instante un musical que no tiene nada que envidiar al Cirque du Soleil. No pude evitar enamorarme de ti.
La guitarra se alejó, y con ella la pareja que danzaba a su alrededor. Cada quien con su luna y sus símbolos. La mía es de queso, como el de los nachos. Hmmm, mi reino por unos nachos y por tener a mi gente aquí conmigo. Hay queso para todos.

Desde mi Luna le digo adiós a la vista que cada mañana me dio los buenos días, y cada noche me dio un "hasta mañana" muy cálido, en medio de una ciudad fría. Descolgué mis pies. agradecí a mi Luna y a los que habitaron conmigo su cercanía. Pensé en lo que no soy, en lo que me falta y no tengo, en lo que no sé, en los que no me invitan a salir, y en los lugares a los que no he ido todavía. No me importó. La Luna es mía. 

A ella le cuento toda la verdad. Ella me sabe escuchar. Su reina es mi mejor amiga, y aunque se enamoró de la tierra y abandonó su reino, no se llevó el cielo. Lo dejó para mi Luna. Ahí sobre ella,  o bajo el brillo de su reflejo siempre termino hablando de mi amor... le digo cuanto te quiero y cuanto he llorado por ti

La hice cómplice de mi sueño y cada noche le pedí que protegiera mi amor mientras yo no estuviera. Sólo ella vio cuan solo me sentí al llegar a casa, y junto a su voz, me hizo compañía cada noche hasta caer dormido.

La noche avanza, Mi Luna se aleja de mi ventana. Es hora de regresar. La abrazo con fuerza, le prometo que regresaré desde otro lugar, y que lo haré con la mejor de las compañías. Le susurro un último favor antes de partir y decir sayonara, con pocas ganas..
El mismo favor de todas las noches: Luna, bolita de queso, protege con tu magia a todos los niños, a los animales indefensos, a mis seres queridos, en especial a mi angelito, que no le de frío en los pies, que no le falte tu luz cada noche, que sólo tenga sueños bonitos, que se encuentre conmigo en alguno de ellos, que me piense al despertar y que le caigas encima si se porta mal. Que sigamos siendo amigos, amantes, y cómplices, y que todos nuestros sueños, los suyos y los míos se hagan realidad.

Salto de mi luna. Aterrizo en el marco de mi ventana y con el mismo impulso caigo de pie en la alfombra de mi cuarto. Me volteo hacia mi Luna. Libero la cometa que cuelga de mi ventana y le pido que le lleve un último mensaje a mi satélite de queso. Dile a la mañana que se acerca mi sueño, que lo que se espera con paciencia se logra, y libero mi cometa. Vuela por el cielo de la noche hasta enredarse en un cachito de mi Luna. Las veo alejarse con la llegada de la mañana. 
De la vida, de la muerte, del ser adulto, de muchas cosas y de todo eso no sé nada,
pero la Luna es mía,
El Batichico.
-Post dedicado a Lady Metal Moon,-
-A Juanin, Luis-O, Laura,-
-A mis Estrellitas y Duendes-
--
-Y a vos que me me das calor, y le das fuerza a mis cojones para seguir aquí.-



"La Luna es Mia"


2 comentarios:

Javier D dijo...

Que publicación más bella, no pude evitar un par de lágrimas y pensar en Bécquer al ver tu alma desnuda a través de tus dedos. Infinitas gracias por compartir ese don tan particular de convertir a los hijos de tu fantasía en auténticas realidades. Te admiro, hoy, ayer y espero seguir haciéndolo mañana

LUI-O dijo...

Bueno...como dice el principito: "los hombres compran todo hecho a los comerciantes, pero como no existen comerciantes de amigos, los hombres ya no tienen amigos"...Gracias porque no soy uno de esos hombres,te tengo a ti como amigo, me encanto esta publicacion, y la verdad viaje e ese misterioso pais, el pais de las lagrimas.
Luis-o