martes, marzo 08, 2011

"Puente"


Hoy te busqué... 
Hay cosas que no logro explicar.
Hay fuerzas primigenias que se despiertan sin un llamado aparente, corren por el bosque en medio de la noche y cumplen con una cita. Con un pacto que fue sellado hace muchas lunas y del cual sólo esas fuerzas tienen conocimiento. 

Cuando las escucho correr, cuando advierto sus pasos por la hojarasca del bosque salgo detrás de ellas. Nunca las alcanzo. Parto rastreando sus huellas sin saber que termino buscándote entre líneas. 
Algo sucede. Es innegable, siempre ha sido así. La confusión habitó este mundo mucho antes de que la luz llegara. Mensajes semánticos. Signos, significados y significantes entre sujetos, verbos, adjetivos y predicados. Lenguas. Palabras. Adorable puente se ha creado entre los dos.
Nada está prohibido en mil y una noches. Si algo callé, si no respondo cuando me esperas no es por falta de interés. Cuando lo hago, es porque conseguí liberarme un poco de lo que me ata, de lo que me separa de vos. Es ritual. Cada mañana te busco entre rimas, me asomo a tu ventana. En las noches me desordeno en átomos, formo palabras y me presento donde sé, podrás encontrarme. Suelo fantasear con que haces lo mismo. Saboreo cada letra tuya, cada consonante que elijes con un encargo casi obsesivo. 

Somos niños. No dejamos de serlo. El narcisismo es mutuo, las razones para vernos son de los dos. Quiero invitarte a jugar en el bosque mientras el lobo no está aquí y gritar con vos ¿lobo está? quiero cantar a tu lado. Perderme en tus tímpanos, sujetar tu cabeza, inyectarte mi voz entre susurros. Enseñarte el puente que te conduce a mis rituales más íntimos.

Quiero tu desnudes sin defensas ni neuronas. De tu tamaño y a tu medida, sin falsedades. Creo que te he visto, y si no fue así, te soñé y me gustó porque te encontré y fuiste vos y nadie más. También sueño con tu voz, tus labios, tu boca, tus brazos, tus dedos, tus uñas, con el olor y la temperatura de tu piel. Sueño como un animal. Primitivo. Primigenio. Sueño como un niño que eligió a su compañero de juego y no lo quiere soltar. Primario. Te quiero sin defensas y luchando por liberarte de un espacio que elegiste para encontrarnos. 
Un día más. Te quiero libre, volando por mi cielo, correteando por mi casa, jugando con mis juguetes, leyendo mis libros. Un día más. Te quiero con tu cabeza en mi almohada y con las palabras de tu boca en mis oídos. Quiero ver como duermes cuando yo no estoy, mientras mi alma estalla preguntándose por tus misteriosas formas y tus reflejos.

Ya estás aquí y el paso que dimos es causa y es efecto. Arco y reflejo. Es profundo. Un pacto de psique que guardo de mis labios para adentro, donde te espero. Mientras tanto salpico tus ojos con mis intenciones y te hago llegar mi mensaje. Amo los puentes y este adorable puente.

Cruza el amor, yo cruzaré los dedos...
Y gracias por venir.

El Batichico.


*El video, la canción y la letra es de Gustavo Cerati.





No hay comentarios.: