viernes, abril 29, 2011

day 15 - a song that describes you



Alguna vez papá me vio jugado y me dijo: eres un pequeño dios. Me asusté. Recuerdo que duré años enteros con la duda ¿qué me quiso decir?
Cuando finalmente le pregunté, me respondió que lo dijo porque me veía creando. Durante muchos años fue testigo de la génesis y apocalipsis de mundos que inventé y reinventé. 
Mundos que monté en mi cuarto, en el patio de adelante, en el de atrás, en el cuarto de él y mamá, en la sala de la casa, en la tina, en la calle, en una esquina del corredor, en mi cama, en el hospital, en cualquier bus. 

En la edad en que a los niños les llenaban la cabeza con introyectos, nada, neurosis y demás basura, papá y mamá me dejaron ser. No importaba lo que pareciera, siempre respetaron mis elecciones. Me los imagino. Vieron crecer un pequeño lunático que le tenía miedo al día en que el centro de la gravedad fallara y se fuera volando hasta quedar enredado en alguna estrella. El mismo que decía que de grande quería ser duende, safari y papá. Nunca se rieron ni me refutaron. Para ellos era tan cierto que sería duende, safari y papá.

Esta canción me describe en el grito que doy a los niños de todas las edades. Grito que doy con la manera en que elegí vivir mi vida. Nada cambiará mi mundo. 
Soy heredero de una fuerza que recibí por ambos lados. Un papá resiliente y una mamá que rompió el estereotipo amazónico de su matriarcado, hizo caso omiso a la gran madre y eligió su propio camino. Luego que nadie se pregunte por qué hago siempre lo que quiero. En todo momento me dejaron ser. 


Cuando veía a los niños a mi alrededor siendo cubiertos de culpas, intrigas, títulos, figuras de castigadores y penas elegí llenarme de libros, súper héroes, televisión, comics, Guardianes del Animarium, robots y tortugas ninja. Con mis zords salvé el mundo una y mil veces de villanos que llegaban en hordas, atacaban la ciudad y me obligaban a reinventarme. Viajaba a través del universo y al caer la noche, estaba de regreso en casa para descansar. Hoy lo sigo haciendo a través de los cuentos que escribo. Ahora le hablo a los ojos a los niños y niñas que me leen...

A través de mi les digo que la vida es como un maletín que no vale la pena dejárselo llenar de mensajes inútiles. Que nada merece enfriar el corazón. Que es mejor vivir equivocado para los demás si uno está bien con lo que siente por dentro, al fin y al cabo los demás van y vienen, lo que uno es, permanece. Los hombres de gris están al acecho. Más vale aprender a reconocerlos y arrebatar el cigarro de su poder. Lo importante es darle un lugar a lo fantástico y seguir al conejo blanco a través del universo. 

Mi cuerpo creció, el tiempo pasó y a mi alrededor las cosas cambiaron un poco. Necesité encontrar la magia para subsistir a diario en otros lugares diferentes a los juguetes y a mis referentes de la infancia. Me costó y lo conseguí. La encontré de nuevo en seres aún más fantásticos a los que conocí cando era niño. Espejos de mi alma. Portadores de la temible verdad y la mano tendida ¿Los quieren conocer?... sólo den click en el vídeo...
El batichico.


-Esta canción y este post está dedicado a...- 

La imagen de arriba la tomé de aquí.

4 comentarios:

Andrés Eduardo Pío Chicué Sónico dijo...

La canción es Across the Universe original de los Beatles, interpretada por Fiona Apple.

LALITA dijo...

Me encanta, gacias por ser, y dejarme ser a tu lado.

No me canso de decirlo TE AMO

Sirius3j dijo...

Que bien que hayas podido ser, que bien que te hayan dejado ser, pero por encima de todas hastas cosas, que bien que hayas querido ser y que no hayas perdido tu esencia en el proceso; esencia que no te guardaste y que supiste compartir con los que te rodeamos.

Un fuerte abrazo mi viejo amigo, sigue creando, sigue siendo!!!

Anónimo dijo...

Leí tu entrada al blog, la del 29 de abril... que cosa más bella, me alegra que la magia de las palabras te siga acompañando, te haga ser cada vez más vos, más todos, más el mundo... que dicha hacer parte de tu historia.