martes, abril 05, 2011

"Elegido"


Voy a ignorar que ya no está. En cambio me ocuparé en  sentir que está con nosotros de otra manera, en cada cosa que hagamos, en cada día que vivamos, en cada sonrisa, en cada oración, en cada gesto de amor.

Antes de esta noticia tenía muchas dudas sobre la existencia del cielo. Ahora que sé que mi amigo está allá no me cabe la menor duda, el cielo existe. Mi amigo puede hacer llamadas desde ese hermoso lugar, y nosotros lo podemos llamar desde aquí. Podemos escucharlo y hablarle con sólo una condición: hacerlo con amor. 
  
Sonrío al recordar todo lo bueno y lo malo vivido con él. Fue un humano muy grande y valioso. Fue humano de principio a fin. Cuando lo conocí supe que cometía muchos errores, y que a pesar de ellos, Dios lo hizo perfecto. Dios no comete errores. 
Lo que aprendí de Camilo es que a pesar de los errores y las fallas, siempre podía tenerlo presente con mucho amor. Y que al final era el afecto lo que nos permitió seguir siendo amigos. 

En estos días lo he recordado en muchas canciones, en muchos lugares, muchas personas, en muchas cosas que hago. Y es ahí cuando comprendo que Camilo me marcó, que su paso por mi vida no fue en vano. Su propia vida no fue en vano. Que fue y es importante. 

Pienso en él, y donde esté le doy las gracias por todo. Camilo nos enseñó mucho, nos enseñó tanto que aun no vemos todo lo que nos dejó. En mi corazón es donde lo guardo ahora.

Como los grandes se fue a los 27 años. Se fue para quedarse en nuestros sueños, en mis cuentos, en cada cosa que nos permita crecer, amar, ser felices y VIVIR!

-A Pilar-
-A la memoria de Camilo-


No hay comentarios.: