lunes, mayo 16, 2011

day 21 - a song that you listen to when you’re happy


Es cierto, el mundo está lleno de malas noticias. A diario vemos como todo se desmorona cada vez más y cuando parece que pasó lo más horrible resulta que vino después algo peor. 
A veces perdemos el brillo. Otros días olvidamos quienes somos o lo que nos une. 

Muchas veces estamos en el lugar que menos queremos, o nos encontramos rodeados de imbéciles enmascarados. Sin embargo hay un momento en el día, un instante en la semana en que los monstruos nos reunimos y todo queda atrás. 
No puedo evitar una sonrisa cuando escucho esta canción. Me recuerda aquellos encuentros que comienzan con un mensaje de texto entre las seis y las ocho de la noche y terminan cuando sale el sol en la mañana siguiente. En estos encuentros comemos, jugamos, cantamos, soñamos, confesamos, tomamos algo, bailamos, reímos... somos. 
Lo curioso es que una vez nos encontramos, junto a la puerta, entre bolsos, celulares, obligaciones, penas y sacos dejamos nuestra edad. Los cuerpos cansados quedan en la entrada. Los que terminamos reunidos en la sala o en el fondo de la casa donde instalamos un país de Nunca Jamás no sobrepasamos los doce años de edad.
L@s extraño, l@s amo!!!
El Batichico.


-A mis monstuos de antes, de ahora, de siempre, de aquí y de allá, en quienes creo, y a nuestra humilde capacidad para reconocer cuan diferentes, raros y monstruos somos-


No hay comentarios.: