sábado, julio 16, 2011

"Dios disfrute a la REINA"

No sé bien que día es hoy, sólo sé que te vi partir y en cinco minutos perdí las letras para hablarte amor...

No diré que fue una tarde negra. Ojalá lo hubiera sido. 
Llegué a la clínica en medio de uno de mis tantos tratamientos. Al notar que las enfermeras y algunos pacientes estaban reunidos frente a un televisor me acerqué y en la parte baja de la pantalla lo leí, Celia se fue. 
No contaré cómo murió. En últimas, contaré cómo la recuerdo: con una sonrisa en su boca, moviendo su cuerpo al ritmo de la salsa, feliz junto a su cabecita de algodón y gritando "¡Azúcar!"

Celia es un idioma, es universal como la risa y su energía aún me contagia. Siempre me alegró la vida... sin embargo desde hace algunos años no puedo escuchar sus canciones sin que una lágrima se asome por mi ojo y le recuerde a mi corazón, por un breve instante, que ya no está.  
Ocho años después celebro que aún queda de su azúcar para endulzarnos la vida por un buen rato.



"Porque hay que vivir, LA VIDA ES UN CARNAVAL: para los que creen que la felicidad no es una leyenda y que la salsa revive los corazones...Porque bailando se vibra con el ritmo del alma. Sólo así habrá Celia para rato y mucha ¡AZÚCAR!"




La Habana 21 de Octubre de 1924 - Nueva Jersey 16 de Julio de 2003




No hay comentarios.: