lunes, enero 24, 2011

"Mea culpa"

Regresó a su libro de cuentos después de una semana y luego de leer sus historias favoritas se dejó caer sobre sus rodillas. Todo cambió mientras no estuvo.

Encontró a Rapunzel amenazando desde lo alto de su torre con cortar su cabello...
A Cenicienta presentando el divorcio...
Los tres cerditos  se peleaban entre ellos, ante un abogado de la aseguradora.
La sirenita estaba recluida en una clínica de reposo por depresión post trauma.
Caperucita, sobre la mesa, insultaba a su abuelita y pateaba los platos hacia ella.
El príncipe descubrió bajo la cama de la bella durmiente varios frascos de antidepresivos vacíos.
Peter pan asistía a terapia psicológica y a un programa de búsqueda de padres para niños huérfanos.
Hansel y Gretel sin dirigirse la palabra.
La bella guardando la llave del calabozo en su bolsillo. En el fondo, la bestia imploraba.
El soldadito de plomo huía de las llamas, dejando a su bailarina atrás. 

Cerró el libro. Pensó en los problemas que lo obligaron a permanecer lejos de su fantasía y en toda la atención que les dio. 
Amarró una cuerda a una viga del techo, ajustó el otro extremo alrededor de su cuello. 

Ya nadie volvería a ser infeliz por su culpa, pensó.

Con un nudo en la garganta y un dolor insoportable se paró sobre su libro y lo pateó.






viernes, enero 21, 2011

"Tuyo y mío"

Ok, no diré nada al respecto. Hablaré de algo más.
Te confieso que desde hace algún tiempo me alejé de los secretos. Estuve varias temporadas en el lado de la vida donde son mal vistos. Pero ya me empiezas a conocer. Lo que realmente me importa es lo que mis tripas manden, al fin y al cabo estaré con ellas hasta cuando deje de respirar.

Te leo. Te sigo. A diario. Y aunque a veces me pierda en una que otra misión, en uno que otro mundo, en algún callejón oscuro, suelo estar pendiente de tus palabras. Son como la señal que el comisionado, o algún amigo planta en el cielo de la noche y atrae mi atención.

Te sueño. Y en mis imágenes oníricas apareces y desapareces. Nada diferente a lo que haces cuando tengo los ojos abiertos y trato de enfocarte. ¿Sombras nada más? Te construyo a través de mis símbolos. Te elaboro con palabras y organizo con imágenes. Suelo sentirte desde muy adentro, suelo esperarte cada mañana. Te hago inmortal en mi memoria donde sé, vivirás para siempre con alguna forma que transmuta.

Entre la noche palpo siluetas con mis manos. Te busco. Tecleo preguntas sobre vos. Incógnitas que no me respondo. Me sirvo un té de limoncillo que parece más una taza de agua dulce hervida. Paso las hojas. Leo. Escucho música. Pienso. Regreso a mis letras. Una o dos preguntas más en la pantalla de mi computador. En esas estoy hasta cuando escucho el trino del primer pájaro de la madrugada, entonces caigo en mi cama. 
En el día, entre los espejos asomo mi cabeza y doy un breve vistazo. No tardo. Temo ser absorbido. Entonces salto. Me escabullo. Busco huellas de tu visita. Recorro pasillos, me asomo en las esquinas. Pregunto a los niños si te vieron venir. Regreso a mi morada. Otro té. Música en mi espacio. Más preguntas en la pantalla. Sigo tu pista en algunas canciones. Te pierdo de vista de nuevo.

Me pongo el traje y encima mi disfraz de ciudadano. Salgo a dar una vuelta por callejones vecinos, me topo con una que otra situación. Libro una pequeña batalla. Algunas se alargan y pasan a convertirse en un capítulo doble, o en un hecho constante. También es cierto que me encuentro con personajes importantes. Los miro y me pregunto por su lugar en mi historia: ¿héroe-colega? ¿villano? ¿damisela en peligro? ¿aliado?, nunca como un extra. Sospecho de esto cuando veo el nombre de sus interpretes en el opening, entonces me digo: "estos van a durar al menos una temporada por aquí". Y les doy la bienvenida. Por lo general a mi manera, a través de palabras.

Sobre esos secretos. A veces pienso cosas, a veces sueño. Con irreverencia y ternura en una pócima me acerco tal y como soy. Me puedes beber, y leer según tu preferencia. 

Sobre esos miedos. He desarrollado un temor a las mentiras oscuras, pese a que en la oscuridad me siento contenido. Estas mentiras me resultan siniestras. En los últimos días me he visto huyendo de ellas, aunque insisten en buscarme. Alguien usó mi cabeza como un revolver. Mala cosa.

Sobre esos secretos. El dolor y la confusión suelen ser mis musas. El asunto conmigo es que no soy de los que se sienta a lamentarse. No me culpes porque actúo. Sólo quiero cambiar el mundo, al menos el que me rodea. Puedo hacerlo, lo sé, y lo haré. La vida es demasiado corta para no vivirla. Elegí hacerlo. Soy mi pasado, mi presente y mi futuro. Todo depende de mi, y si en el camino nos encontramos no dudes que también haré algo por vos.
Canto, bailo, sueño, escribo, busco, creo, y aunque no soy el mejor, no me preocupo, sólo sigo adelante. Con y sin dolor. Siempre confundido por algo. Con una imagen, con alguna palabra atravesada en mi cabeza. Lo ambiguo me gobierna. En realidad no me importa. Sólo lo disfruto, sólo gozo de todas las opciones que me encuentro. 

Conmigo no hacen falta los pactos de permanencia, aunque me si llegas a ver un duende o a una bruja, dale saludos de mi parte.
Yo me quedo. 
Porque quiero,
Porque sigo aquí,
Porque soy sujeto de certezas y corazonadas. No dudo.

El Batichico.



jueves, enero 20, 2011

"Mis amigos los Monstruos"



video

20 de Enero
-Post especial dedicado a mis monstruos favoritos-

"La Bella y el Monstruo"



Los monstruos son mucho más que fantasías. Son cautivadores, son encantadores, tan íntimos como el significado que representan. Son nuestros, son de él, tuyos y míos. Son universales, personales, propios y prestados. Amados, temidos, odiados, aclamados. Son atemporales. Nos acompañan desde niños, como lo hace un hermano o un amigo. Son incondicionales. Siempre están ahí debajo de la cama o habitando en una isla a la que sólo nosotros tenemos acceso a través de un barco. Son nobles. Nos suelen esperar hasta cuando queramos ir a visitarlos. 

Lo fantástico no es que ellos sean monstruos. Lo fantástico es que siempre hay una Bella persona que reconoce en ellos un corazón. En este último grupo estás tú.

"En todos nosotros está...
todo lo que has visto
todo lo que has hecho
todos a los que has amado,
en todos nosotros hay uno."

Gracias por compartir estos seres con un creyente empedernido. 
Te quiero.

-Post dedicado a mi Bella Laura-


viernes, enero 14, 2011

"Necesito un héroe: ¿Super-Bonder estaría bien para pegar lo roto?"

¿Cómo repartimos los amigos?
Mis padres aun permanecen juntos. 
En mi familia no se han presentado más de dos divorcios/separaciones. De hecho, tampoco hay muchos matrimonios. Sólo uniones bajo cualquier título donde pondera el amor, el compañerismo, la aceptación, bla, bla, bla...
Soy de los bichos que cree en el amor y en las uniones. Tengo una tía que lleva casi 50 años de novia con su "chico". Mis primos han durado años con sus novias. 

En mi casa no viví una separación que me obligara a elegir "a quien veo en lugar de...", sin embargo, sí me pasó (me pasa) con mis amigos (pendejos). Gracias a ellos conocí que era esto que veía en mis amigos cuyos padres están separados.
Esta es, sin duda alguna, una de las peores cosas que me puede suceder. Quizás pocas personas lo noten, quizás no lo manifieste abiertamente. Odio que mis amigos terminen con sus parejas. Aclaro, me refiero a las parejas a las que les tengo un especial cariño.

Me molesta aun más mi incapacidad para aceptar las cosas que no veo, y que mucho menos entiendo. Después, cuando descubro que estuvo detrás de esa "terminada" me llevo una sorpresa. Es como si descubriera un muerto en el closet de uno de estos amigos. Veo el crimen, el cuerpo y digo: "ah, entonces fue por esto", cierro la puerta y regreso a lo mio. Pero no regreso tranquilo. Regreso reprochándome por mi egoísmo, por esperar que "las cosas se mejoren" cuando en realidad hacía rato venían en picada.  
Tampoco deseo que me engañen aparentando que nada sucede. Si algo pasa es cosa de ellos. La conclusión a la que llego es que este enredo es mío y sólo mío. Sufro de mi inventado síndrome de "La permanencia del Ex" donde anhelo que esa persona que ahora uno de mis amigos no quiere ver, esté presente al menos conmigo. 

Dejo el Super-bonder sobre la mesa. Quien quiera tomarlo, que lo tome.
Quien quiera pegar algo que lo pegue.
Por mi parte me pegaré a la idea de que todo va a mejorar. No importa cual sea esa mejoría, si implica que estas parejas comiencen de nuevo con la misma persona o con otra, o que yo coja oficio. La elección es libre. Cumplo con darle un lugar a mi síndrome. 
Es infantil, no me importa. El enredado "soy no, no ustedes".
El Batichico.


-Dedicado a quienes me inspiraron a escribir este post-








 La imagen la tomé de aquí.

lunes, enero 03, 2011

"Felices fiestas"

"Lo mejor que uno puede desear para el año nuevo son felices sobresaltos, maravillosas alarmas, sueños imposibles, deseos inconfesables, venenos no del todo mortales y cualquier embrollo imaginario en noches suaves, de forma que la costumbre no te someta a una vida anodina. Que te pasen cosas distintas, como cuando uno era niño". 

-Feliz 2011-
-Feliz nueva década-

-Gracias Juanin por estas palabras-