martes, junio 12, 2012

"Pilar"

*
El viaje que emprendí un día. 
El viaje que arranqué sin saber en qué tiempo llegaría. 
En ese viaje tiempo atrás que me cambió aprendí a no olvidar, a proyectar, a avanzar hacia el futuro sin abandonar el camino. 
En mi ruta encontré varitas mágicas en las botas embarradas. 
En esa aventura me levanté, comprendí, construí y transformé más allá del tiempo y de la piel.  
Unas veces descalzo, otras veces con botas, otras en converse, 
recorrí con la Memoria de mi mano esos caminitos pedregosos que nos llevan hacía el cosmos.
Aprendí a amar, a llorar sin ahogarme, a escribir con la sangre de mis venas, a viajar entrelazado en el tiempo.
Vi la cara del que manda. Vi desde el espacio la galaxia. 
Contemplé a mi derecha la vía láctea, no saqué las manos del carrito ni tomé fotografías con flash. 
Y quién lo iba a pensar, ese viaje está por terminar. 


**
En la noche del domingo, en un balcón de un cuarto piso dejé la copa en el suelo, apoyé mi espalda contra la pared, entregué mi teléfono a Hikarimono y le dije: -"lee el mensaje. Me respondió."


Era Pilar, cuatro meses después. 
Era Pilar, la prima de la ama y señora de mi primera dedicatoria: Mónica. 
Y Hikarimono leyó: 


"Andres no me lo vas a creer, apenas vengo a ver tu mensaje. y créeme que en nombre de toda mi familia te deseo muchas felicitaciones por tu libro y por tener a mi prima en tu mente y en tu corazón,ella siempre te recordaba mucho y te decía el _______. me gustaría tener tu libro."


Y una fibra dentro de mi se estremeció. Todo lo que sobrevive en mí se despertó y miró hacia el cielo: mi lado mas humano, mi niño, mi árbol, mi casa, mi refugio, mi escondite, mis tortugas amarillas, mi cocodrilo de cristal, mis gallinas ponedoras, mis grandes secretos, mi hada y mi pixie, mis dinosaurios, mis calaveras y diablitos, Los Guardianes, La Dama del Oráculo... Todos sonreímos con un mismo corazón al reconocer que Pilar guarda nuestra memoria.


Ella se pronunció a través de la memoria de Pilar, y mi libro número uno, el primero que tomé en mis manos en la sala de juntas de la editorial, pronto estará  con su familia. Ella se pronunció y mi homenaje en pocos días llegará al lugar que le corresponde en el mundo. 
Pronto,
Pronto,
Pronto. 
Por todos estos años vividos y por la memoria de Mónica.
El B!




"Que estuvieras dormida,
Me encantaría."





No hay comentarios.: