domingo, agosto 19, 2012

"El Mago"

"Sólo los  magos  saben  de la dulzura de las brujas y de la luz  de las hadas, besos  Irene"

A propósito de la participación que le envié por mi grado...

Creo que me gusta más el título de Mago que de Maestro, es quizás el único con el que estoy de acuerdo. 


sábado, agosto 18, 2012

"Heroes"




"Todos fuimos héroes alguna vez.
¿Te acuerdas cómo era? Sentirse poderoso, sin miedo, del lado de los buenos.
¿Dónde habrá quedado aquel traje?  Porqué es hora de ponérselo.
¡Volvamos a jugar a que el mundo nos necesita!"



Historias de un héroe... historias mías. 

*Alguna vez un tipo estaba siendo perseguido por la policía y como la puerta de mi casa estaba abierta, se entró. El prófugo fue hasta el patio, subió por una escalera hasta el techo y escapó. Mi familia no salía del asombro y mientras reaccionaban, yo, de cinco años, fui hasta el cuarto y me puse mi disfraz de Spiderman.
En la escena siguiente mi mamá me estaba bajando de la escalera por donde había escapado el señor y por donde esperaba alcanzarlo ¿Para detenerlo?. 

*Mientras esperábamos a que la artista subiera al escenario, en un concierto, hubo un alboroto delante de nosotros. Por cosas de la madre naturaleza alcancé a ver entre la multitud que se trataba de una polilla de gran tamaño que revoloteaba entre los impresionados. Salté hasta la fila donde se debatía la desesperada mariposa nocturna, la atrapé con mi chaqueta, elevé mis manos y cuando sentí que estaba aparte de la multitud la dejé escapar. Voló lejos. 
Di media vuelta para regresar a mi lugar y me encontré con los aplausos y la ovación de quienes presenciaron el rescate. No sé si fue la camiseta de Batman que tenía puesta lo que me hizo ver como un héroe.

*Hace poco acompañé a un amigo al Éxito de Chapinero. Tan pronto tomé un corredor, desde el otro lado un niño gritó: -¡BATMAN! y corrió hasta mí. Al llegar me dio la mano y me preguntó como estaba. Detrás del niño llegó la mamá disculpándose conmigo y diciéndole al niño: -Deja al señor que él no es Batman. 
El niño replicó y ésta vez señaló el logo que tenía en mi chaqueta, a lo que la mamá dijo sonriendo: -Sí, él es Batman.
Entonces la vi. Era la sonrisa de una niña curiosa que se asomó en el cuerpo de esa mujer y se permitió la fantasía. 
-¿Y tu mamá quien es?- pregunté al niño. 
-¿Mami, y tu quien eres?- preguntó el niño a su mamá. 
-La mujer Maravilla- respondió la señora sin chistar, luciendo una sonrisa cargada de luz. 

*Era una tarde gris, lluviosa, de esas que acompañan las malas noticias. Salía del consultorio del especialista con el alma aniquilada, roto. Me subí a una buseta que no tardó en llenarse. Yo iba sentado, abrazando mi maleta y haciendo cuentas de cuantas sesiones más tendría que enfrentar. Todo iba mal, iba para abajo cuando miré por la ventana y me encontré con la siguiente imagen,



Entonces sonreí, levanté la cabeza para seguir luchando y aquí estoy... valiente e invencible.  





"We can be Heroes,
just for one day"
David Bowie







martes, agosto 14, 2012

"TWEEEEEEEET"



Y sucedió. 
Me humedecí los labios con la punta de mi lengua. Tomé aire, el suficiente como si fuese a saltar a un pozo profundo y di un paso adelante. 

Las palabras que no tenían forma se vistieron. Mi garganta se afinó. Mi mente se aclaró. Algo en mi interior se removió. Mi voz se quebró. Mis ojos dieron paso a mi alma. Tomé el aliento que había perdido, me hice de la letra de tantas canciones que no dediqué.  Fui Valiente. Hablé de eso que no quería. En ese instante, frente a frente te reconocí y me encontré. 

Ya lo escuchaste de mi propia boca. Lo mio no fue miedo. Fue confusión. No supe dónde estaba, no supe dónde ni en que momento me perdí. Frente a frente me di cuenta de lo inútiles que fueron mis ojos al no poder verte, de su torpeza y ceguera. Me vi las manos y las vi inservibles por no acariciarte a tiempo para aliviar tu pena. Y mis labios. Mis labios fueron mi castigo por no llegar hasta los tuyos.

Con vos perdí mi Auryn. Mi cielo se llenó de fantasmas, mi vida de esqueletos, de silencios. De repente llegaron las traiciones, los carroñeros, los monólogos y lo peor: La Nada. 
Hablando contigo supe que no te abandoné porque sí. Tuve miedo a lo que encontraría más adelante en el laberinto y te dejé en la puerta. Si era de perderme, quería hacerlo solo. Estuve al margen de los besos y de los agravios, entre terremotos, tempestades, exilios y silencios. No quise unirme a nadie, preferí recorrer solo ese camino. 
Como guerrero acepté mi derrota. Reconocí mis debilidades y me alié con ellas... ya lo sabes, me hice uno con el talento oculto de los Romanoff, con esa facilidad para rompernos y me rearmé con lo que necesitaba saber para hacerme mas fuerte. 

Pasé por muchas cosas para llegar hasta aquí. Como sé que lees entre líneas, sé que habrás visto por cuales. Hoy, después de varias noches de jugar al silencio he decidido saltar de nuevo a la vida y hacer un brindis por mi intuición que me trajo de regreso, por la magia, por lo construido, por mi atrevimiento, por vos, por nuestros niños, por el peso de nuestra historia, por nuestras historias y nuestro vínculo. 





lunes, agosto 13, 2012

< HAZ LO QUE QUIERAS >


Por Ende...

"Bastian le enseño al león la inscripción del reverso de la Alhaja.
-¿Qué significa? - preguntó.
< HAZ LO QUE QUIERAS > 
-Eso quiere decir que puedo hacer lo que me dé la gana, ¿no crees?
- No- dijo con voz profunda y retumbante-. Quiere decir que debes hacer tu Verdadera Voluntad. Y no hay nada más difícil.
- ¿Mi Verdadera Voluntad?- repitió Bastian impresionado- ¿Qué es eso?
- Es tu secreto mas profundo, que no conoces.
- ¿Como puedo descubrirlo entonces?
- Siguiendo el camino de los deseos, de uno a otro, hasta llegar al último. Ese camino te conducirá a tu Verdadera Voluntad.
- No me parece muy difícil- opinó Bastian.
- Es el mas peligroso de todos los caminos- dijo el león.
- ¿Por qué?- preguntó Bastian-. Yo no tengo miedo.
- No se trata de eso- retumbó Graógraman- Ese camino exige la mayor autenticidad y atención, porque en ningún otro es tan fácil perderse para siempre.
- ¿Quieres decir que no siempre son buenos los deseos que se tienen?- trató de averiguar Bastian.
- ¡Qué sabes tu lo que son deseos! ¡Qué sabes tu lo que es bueno o no!" 

De La Historia Interminable de Michael Ende. Mi favorito.

*A mi verdadera Voluntad*