viernes, mayo 17, 2013

"Mi festin"




Sobreviví,
salí victorioso, gané la batalla. 
Ya empezó mi nueva vida y debo partir. 
No será fácil, sin embargo sé que será un distanciamiento 
que necesito y que traerá mejoras.


Dejo cosas que funcionaron en su momento.
Suelto el vacío. 
Solté por convicción y por conveniencia. 

Empiezo una nueva historia. 
Me encamino en este nuevo viaje. 
En él empiezo a entender
que hay algo más allá del tiempo, 
de la carne, de la virtud, de la palabra y de lo que conozco. 
Sé que es el día y estoy dispuesto
a que todo cambie. 
Sin dudar. 

Lo que no escribo en el momento en que me llegó la idea,
Lo pierdo en la línea.
Por esto me comprometo a "hacer". 
Medito y hago. 
Estoy dispuesto a dar mis pasos en coherencia a lo que siento
y a lo que descubro.

Me va bien.  
Y he descubierto que el dinero no lo es todo.
Y esa soledad que me acompaña
es la que ahora me hace pensar 
y soñar en que hay mucho más para mi alma.
Me hace descubrir que merezco mucho más que un cuerpo a mi lado. 
Me obligo entonces a fijarme 
en lo verdaderamente importante,
en mi propio ser,
en lo que quiero ofrecer,
en las cualidades que quiero dar de mi
y espero encontrar en el otro.

Ya no estoy para penas ni heridas. 
Sobre esos dolores de pasado 
hice una lista de lo que busco,
y me dejo sorprender por lo que la vida tiene para mi.
Ofrezco las cualidades que quiero encontrar en el otro. 

Si quiero amor,
daré amor.
Si quiero ternura,
daré mi ternura.
Si quiero cariño,
daré mi cariño.
Soy detallista y doy importancia al otro. 
Soy un hombre bueno,
no espero recibir a alguien diferente a esto. 
Soy el Modelo Alfabético que espero encontrar. 
Me he esforzado por cambiar el mundo,
empezando por el hombre en el espejo. 

Soy lo que he querido armar de mi después de mis batallas.
Estoy dispuesto a compartir mi éxito,
a construir,
a amar y a ser amado. 
Tengo magia y estoy dispuesto a usarla. 

Me dejo guiar. Mónica sigue mostrándome caminos llenos de amor. 

Ahora soy líder de un equipo. 
Comprendo,
me veo proyectado y me veo en estas personas. 
Potencializo lo que encuentro como fuerza
y me reconcilio con lo que me duele. 

Atraigo lo que doy,
ajusto lo que tenga que ajustar.
Me ocupo de mi propio refugio antes de 
construir castillos en el exterior,
Crucé la cortina, 
me enfrenté al hombre en el espejo. 
Me liberé.
Derroté "La Entidad"
que yacía encerrada en el horror. 
Y me reinicié,
dejé de vivir en el lugar más embrujado 
y pasé al lugar más soleado de la tierra
Ya no necesito cazar monstruos,
mi ocupación ahora es ser feliz y compartir todo lo que soy. 

Está escrito que seré muy feliz y exitoso.
Lo mejor siempre está conmigo.  
Sigo mi conejo blanco...

Me preparo para recibir mi festín.

Andrés.













No hay comentarios.: