lunes, octubre 21, 2013

"Zona de promesas"

No sé, leo lo que me escribieron de cumpleaños y me cuesta menos creer que hablan de alguien de quien apenas tengo una noción ganada con esfuerzo. Leerme en sus palabras me permitió reconocerme, como en un mapa, como me ven, como vengo siendo, dónde tengo mis murallas, mis castillos, los lugares que tengo abiertos al público y los que tengo clausurados.  

Pocas personas saben "qué diablos" estoy haciendo con mi vida. En todo caso prometo que lo seguiré haciendo para "mantener siempre esa sonrisa, vale la pena seguirla construyendo; vale la pena seguirla alimentando; seguirla “descualquierando” para bien. Vale más, a veces, el disfrute de un amanecer, de una noche donde uno pueda inventarle historias a las estrellas mientras la ve, mientras imagina su existencia; vale más la gente y lo que tiene para decir y lo que uno tiene para decirles; vale más un trabajo que lo acerque a eso que uno a querido ser." 

Más o menos es lo que prometo para este nuevo año que apenas comienza y sigo sin celebrar. Toda recompensa suele tardar y cabe dentro de lo que ha sido pactado en la zona de promesas.

Para mí es el amor,
después del amor.

No hay comentarios.: