martes, noviembre 12, 2013

lo que vi...

Todo era blanco 
brillante silencioso.
No había dolor 
ni pena ni me sentía solo
estaba sin preguntas 
yo era suficiente
sin saber que sentir era feliz, 
no había nombres ni sentimientos para encajar
era una nada placentera
sin mañanas ni noches 
ni corazones convalecientes
ni balas de ausencia
nada me faltaba
no habia jardines sin flores ni casas sin sol
no tenia frio, ni congelaba.

estaba desarmado
sin voz
sin palabras
desabrigado
sin manos
amoroso
desolado
loco
malquerido
brillante
cegado
no necesitaba besos
ni caricias
ni decir que sentia o que me gustaba

no era de barro
ni me deshice
era de luz
me colaba en mis propias manos
y el corazón lo tenia completo
todo era lento y tranquilo
como estar bajo el agua

luego desperté o me despertaron
yo queria seguir con el corazón desapareciendo
y empecé a caer
caí con los brazos colgados,
como de una telaraña,
con las muñecas arapadas en reclamos y vacíos que empezaron a doler
retorno al fracaso
cuerpo abandonado
perdido
con un dolor que sigue a muchas preguntas
fue recordar y aceptar
que acepté la invitación que me hizo el demonio,
y que le bastó una sonrisa y un abrazo para que yo cayera en su trampa.




No hay comentarios.: