martes, enero 13, 2015

"Alicia"

Ella hablaba de píldoras. Una píldora que prometía hacernos más grandes y una píldora para hacernos pequeños. También estaban las píldoras que dan las madres y que no hacen nada. Ella sabía cómo era ser de diez pies de altura, y de conversaciones cara a cara, humo a humo, con orugas.

Cuando era pequeña perseguía conejos, sabiendo que iba a caer. La oruga lo advirtió con sus preguntas; la llamó sin su nombre, cuando ella estaba confundida.
Mientras los hombres jugaban en el tablero de ajedrez, y se levantaban, y le decían a dónde ir, ella buscaba hongos como sustitutos de píldoras. La opinión de los hombres nunca le importó. Ella, más que nadie, sabía cuando la lógica y la proporción caían.

Ella alimentó su mente, sobre la opinión de un Caballero Blanco que hablaba al revés y una Reina Roja que pedía cabezas cortadas. Ella siguió al lirón en su consejo de alimentar su mente.

No hay comentarios.: