martes, enero 27, 2015

Quiero ser magia



"Quiero ser magia.
Quiero tocar el corazón del mundo y hacerlo sonreír.
Quiero ser amigo de los elfos y vivir en un árbol.
O bajo una colina.
Quiero casarme con un rayo de luna
y a las estrellas oír cantar"

Charles de Lint.

lunes, enero 26, 2015

The Present

I can only hope, I can only dream
of the days past, where the light shone bright
but today, this day, as a gift is the present
one with ribbons of red and shine
pink wishes, becoming the truth, savouring the real me and the real you
only in the now, I can probe the days ahead,
a future of sweet colors and pretty moles
stars in the sky, filling the back
presents from the universe, that only you read
you can see them in your fingers, and touch them in your eyes
they came from you, and in me, the travel along
reminding me, that you are the other part,
the other side, that splited apart
once the lightning arrived and bolt us divide
once again I see you in my eyes, and hear you in my voice
my ears hear your restraints, I pray for your needs
the happiness I wish to become, the only reality that you ever atone

Moon Prince







Flowing love

Amor pacífico, cuando veo el río que nace de tus ojos
Amor refrescante, cuando el camino me muestra tu luz en su esplendor
Amor relajante, cada vez que tu alma abraza la mía
Amor que fluye, cuando te muestro el lago en el que te reflejas
Una reflexión de la que puedo ser parte, con gratitud y alegría
Un vasto océano profundo, tan grande como todos sus pensamientos juntos
En el que quiero ahogarme, sumergirme, adentrarme
Ya como el amor que quema ha templado mi alma, ahora en un líquido debe enfriarse, calmando la sed, extinguiendo la dolorosa espera
Ahora puedo respirar, cada vez más fácilmente, un mar hecho de amor, dentro de ti
Las olas me muestran el camino, y me abrazan, como esos abrazos por los que aspiro
El flujo se siente como los pensamientos en los que viajas, continuamente, eternamente
La luna reflejada, el reino del océano, llegando, parece lejos
pero en su propia superficie existe, como lo ha hecho siempre, y siempre lo hará
y allí contigo hallaré la paz y el silencio que sólo puedo encontrar en un corazón tranquilo y fuerte como el tuyo, cada segundo cada vez más cerca, cada momento, con nuestro hogar en los cielos y en las profundidades, vamos a gobernar.

Moon Prince




sábado, enero 17, 2015

Al rededor del fuego

“Cuando las Mujeres se juntan alrededor del fuego, nacen fuerzas, crecen magias, arden brasas que gozan, festejan, curan, recomponen, inventan, crean, unen, desunen, entierran, dan vida, refunfuñan, se conduelen.

Hay fiesta, hay aquelarre, misterio, tormenta, centellas y armonía... Como siempre. Como nunca. Como toda la vida."

Simone Seija Paseyro

miércoles, enero 14, 2015

Un día más, un día menos

Un día más, un día menos
Una hora más, de respirar con tanta inconsciencia que se agitan las palmas de mi alma, cantando o gritando, el espectáculo de mil luces, con mil flores de estupor y encanto, efervescentes, magnificas, maléficas, y extraordinarias. Como un cuento de hadas, le aúllo a la luna esperando escuchar, una mirada más, una estrechura más, de eso labios de queso, que tantos sueños adornan, por legiones y legiones de astros más candentes y más inesperados, que éste alboreo de poca espesura en el que me encontré ayer y hoy. Con un suspiro más, con un rayón más, termina las pocas decepciones que eluden al camino, como un sinfín de carboneros, hilándose hasta las colinas del alto monte de sus vidas, llegando al lugar de su fijación, de su todo, del pico mas alto de la galaxia. Con dejaciones de toda clase, liberando planetas de serenidad, y de alto rencor, con pocas acusaciones, de un febril fausto fecundo y fallecido. Millares de espejismos son como las tapas de provocación, que empecé a desear, mirando este paisaje, de lúdica desolación. Contemplativa desecación, de muchas formas de emigración, escuchando y oyendo, como las olas se mecen, al compás de tantas esquirlas, que permanecen escondidas, en lo profundo, en lo mas oscuro, de este equipaje, buscando salida, estallando de rabia y extravío, esperando el momento solo y único de total disipación.

Moon Prince

martes, enero 13, 2015

Fiery love

Feverish love, when I see the stars living in your eyes
Burning love, when I feel your skin set on fire under the dusking sun
Calorific love, when I hear the boling songs melting in your soul
Infernal love, when I can taste the streaming flow of heat inside your head
Heated love, when all I sense is the passion in your fists and words
A real love, made and born from the subjugating power of fire, element that transforms, and give shape to perfect tools. As long as the smith knows his way with his hands, fire will give life to every sip of imagining he might have, melting and thrusting, hitting and cooling, fading the old shapes into new ones. And therefore, fire aids us making love what we want it to be, making it even a bigger flame of what it can be, and yours and mine, is the hottest love I've ever met. And I know, this flame, will only grow bigger and as big as the moon in the dark sky, will let us see clear in the nights of our souls.

Moon Prince

"Alicia"

Ella hablaba de píldoras. Una píldora que prometía hacernos más grandes y una píldora para hacernos pequeños. También estaban las píldoras que dan las madres y que no hacen nada. Ella sabía cómo era ser de diez pies de altura, y de conversaciones cara a cara, humo a humo, con orugas.

Cuando era pequeña perseguía conejos, sabiendo que iba a caer. La oruga lo advirtió con sus preguntas; la llamó sin su nombre, cuando ella estaba confundida.
Mientras los hombres jugaban en el tablero de ajedrez, y se levantaban, y le decían a dónde ir, ella buscaba hongos como sustitutos de píldoras. La opinión de los hombres nunca le importó. Ella, más que nadie, sabía cuando la lógica y la proporción caían.

Ella alimentó su mente, sobre la opinión de un Caballero Blanco que hablaba al revés y una Reina Roja que pedía cabezas cortadas. Ella siguió al lirón en su consejo de alimentar su mente.

viernes, enero 09, 2015

"Sobre el horror"

Un ex compañero de estudio, Francés, me preguntó que cómo hacíamos los colombianos para vivir, para salir a la calle, y "ser" cuando el terrorismo ha llegado a la ciudad y la habita como un vecino ruidoso y hostil. 
Mi respuesta fue larga, dolorosa, retrospectiva... y reafirmé que sigo sin entender la violencia y el terrorismo. Pienso que lo peor que podemos hacer (y hemos hecho) es naturalizarlos como algo nuestro, y hacernos los indiferentes. 
Me cuesta creer en la escena donde una persona desayuna/almuerza/cena, hace ejercicio, trabaja, habla, o hace lo que sea frente a un televisor donde se cuentan muertos en cifras y barbaries entre notas de farándula y deportivas, sin reacción alguna. Me cuesta creer en la escena donde ya nos es indiferente la muerte, el dolor y las crisis desencadenadas por la violencia y el terrorismo. 
El peor horror, para mi, está en la indiferencia.
Ya lo decía Michael Ende en mi multicitada Historia Interminable: 
"Sin embargo, una cosa rara es que el horror pierde su espanto cuando se repite mucho. Y, como los lugares de aniquilación no disminuían sino que eran cada vez más numerosos, Fújur y Atreyu se habían acostumbrado poco a poco a ellos... o, más bien, les había entrado una especie de indiferencia. Apenas les prestaban ya atención."

jueves, enero 08, 2015

HOLA, YO SOY TU SÍNTOMA

HOLA, YO SOY TU SÍNTOMA

Hola, tengo muchos nombres: dolor de rodilla, grano, dolor de estómago, reumatismo, asma, mucosidad, gripe, dolor de espalda, ciática, cáncer, depresión, migraña, tos, gripe, dolor de garganta, insuficiencia renal,diabetes, hemorroides, y la lista sigue y sigue. Me he ofrecido como voluntario para el peor trabajo posible: ser el portador de noticias poco gratas para ti.

Tú no me comprendes, nadie me comprende. Tú piensas que quiero fastidiarte, echar a perder tus planes de vida, todos piensan que quiero entorpecerles, hacerles daño o limitarles. Y no, eso sería un completo disparate. Yo, el síntoma, simplemente intento hablarte en un lenguaje que comprendas. Que entiendas.

A ver, dime algo, ¿tú irías a negociar con terroristas, tocando a su puerta con una flor en la mano y una camiseta con el símbolo de "paz" impreso en la espalda? ¿No verdad?.

Entonces, por qué no comprendes que yo, el síntoma, no puedo ser "sutil" y "suavecito" cuando debo darte el mensaje. Me golpeas, me odias, con todo el mundo te quejas de mi, de mi presencia en tu cuerpo, pero no te tomas ni un segundo en razonar y tratar de comprender el motivo de mi presencia en tu cuerpo.

Sólo te escucho decirme: "Cállate", "vete", "te odio", "maldita la hora en que apareciste", y mil frases que me hacen impotente para hacerte comprender. Pero yo debo mantenerme firme y constante, porque debo hacerte entender el mensaje.

¿Qué haces tú? Me mandas a dormir con medicinas. Me mandas callar con tranquilizantes, me suplicas desaparecer con antiinflamatorios, me quieres borrar con quimioterapias. Intentas días con día, taparme, sellarme, callarme. Y me sorprende ver que a veces, hasta prefieres consultar brujas y adivinos para que de forma "mágica" yo me vaya de tu cuerpo.

Y yo, cuando mi única intención es darte un mensaje, soy totalmente ignorado.

Imagínate que soy esa alarma con sirena en el Titanic, esa que intenta de mil formas decirte que de frente hay un Iceberg con el que vas chocar y hundirte. Sueno y sueno por horas, por días, por semanas, por meses, por años, intentando salvar tu vida, y tú te quejas porque no te dejo dormir, porque no te dejo caminar, porque no te dejo trabajar, pero sigues sin escucharme...

¿Vas comprendiendo??
Para ti, yo el síntoma, soy "La Enfermedad".
Qué cosa más absurda. No confundas las cosas.
Y vas al médico, y pagas por docenas de consultas médicas.
Gastas dinero que no tienes en medicamento tras medicamento. Y sólo para callarme.
Yo no soy la enfermedad, soy el síntoma. 
¿Por qué me callas, cuando soy la única alarma que está intentando salvarte?

La enfermedad, "eres tú", "es tu estilo de vida", "son tus emociones contenidas", eso sí es la enfermedad. Y ningún médico aquí en el planeta tierra, sabe cómo combatir enfermedades. Lo único que hacen es combatirme, combatir el síntoma. Callarme, silenciarme, desaparecerme. Ponerme un maquillaje invisible para que tú no me veas.

Y sí, está bien si ahora que lees esto, te sientes un poco molesto sí. Esto debe ser algo como un "golpazo a tu inteligencia". Está bien si por ahora te sientes un poco molesto o frustrado. Pero yo puedo manejar tus procesos bastante bien y los entiendo. De hecho, es parte de mi trabajo, no te preocupes. La buena noticia es que depende de ti no necesitarme más. Depende totalmente de ti, analizar lo que trato de decirte, lo que trato de prevenir.

Cuando yo, "el síntoma", aparezco en tu vida, no es para saludarte, no. Es para avisarte que una emoción que contuviste dentro de tu cuerpo, debe ser analizada y resuelta para no enfermarte. Deberías darte la oportunidad de preguntarte a ti mismo: "por qué apareció este síntoma en mi vida", "qué querrá decirme"?.¿Por qué está apareciendo este síntoma ahora?,
¿Qué debo cambiar en mí para ya no necesitar de este síntoma?.

Si dejas este trabajo de investigación, sólo a tu mente, la respuesta no te llevará más allá de lo que has hecho años atrás. Debes consultar también con tu inconsciente, con tu corazón, con tus emociones.

Por favor, cuando yo aparezca en tu cuerpo, antes de correr al doctor para que me duerma, analiza lo que trato de decirte, de verdad que por una vez en la vida, me gustaría ser reconocido por mi trabajo, por mi excelente trabajo. Y entre más rápido hagas conciencia del por qué de mi aparición en tu cuerpo, más rápido me iré.

Poco a poco descubrirás, que entre mejor investigador seas, menos veces vendré a visitarte. Y te aseguro que llegará el día en que no me vuelvas a ver ni a sentir. Al mismo tiempo que logres ese equilibrio y perfección como "analizador" de tu vida, tus emociones, tus reacciones, tu coherencia, te garantizo que jamás volverás a consultar a un médico ni a comprar medicinas.

Por favor, déjame sin trabajo. 
¿O piensas de verdad que yo disfruto lo que hago?
Te invito a que reflexiones, cada que me veas aparecer, el motivo de mi visita.
Te invito, a que dejes de presumirme con tus amigos y familia 
como si yo fuera un trofeo.
Estoy harto de que digas:
"Ay pues yo sigo con mi diabetes, ya ves que soy diabético".
"Ay pues ya no aguanto el dolor en mis rodillas, ya no puedo caminar".
"Siempre yo con mi migrañas".
Me presumes como si yo fuera un tesoro del cual no piensas desprenderte jamás.

Mi trabajo es vergonzoso. Y te debería dar vergüenza presumirme ante los demás. Cada vez que me presumes, realmente estás diciendo: "Miren que débil soy, no soy capaz de analizar ni comprender mi propio cuerpo y mis propias emociones, no vivo en coherencia, mírenme, mírenme!".

Por favor, haz conciencia, reflexiona y actúa.
Entre más pronto lo hagas, más rápido me iré de tu vida!

Atte,
El síntoma.
Autor desconocido
Extraído de Psico Tesa

martes, enero 06, 2015

"A la primera Luna Llena"

Dime que papá no murió, que no tendré que ir a la funeraria solo, que mi sobrina S no se fue a la China, que todo fue sólo un sueño. La luna me respondió, yo le pregunté. En su idioma, la bella luna, sabe decir las cosas. 
Pasa la noche y ella se acerca a quienes piden su consejo y susurra. Susurra con palabras doradas. Las polillas revolotean, las rocas verdes, los maderos se estremecen. Todos se congregan en torno a sus palabras. Las lobas cantan. Las lobas curan. Las lobas reparan. Las lobas aúllan sobre los huesos rotos, lamen las heridas abiertas y permiten que la sangre emane.
Trato de decirles que no, que no lo hagan, que el verbo emanar no va con los hemofílicos, pero ellas no reparan y continúan. Lamen. Eventualmente levantan la cabeza y aúllan.  Lo hacen con fuerza y dolor, se permiten emanar el aullido. 
Quiero aullar pero me detienen, me dicen que todavía no, que el lobo todavía quiere morder, no aullar. Que todavía no está listo para presentar su voz a la imponente luna, que la mordida busca llamar la sangre, no la luz, que la sangre sale con dolor y que ella calma la sed del lobo, que todavía no. 
La verdad y la mentira entonces habitan en las fauces de los lobos. La luna lo sabe y por eso se rodea de estas nobles criaturas. Entre los árboles, el pelo, las uñas, el aliento, los besos, la memoria, las mareas, la sangre y el agua la luna busca a sus manadas. 
La mujer anciana me lo dijo hace poco cuando me enseñó la piel roja y constelada, cuando me dio su aval para decretar que "la palabra es vida", tomó mi brazo y me lo abrió. La sangre emanó. 

El agua emana. El agua limpia el agua avanza, el agua conecta ¿La sangre por qué no?
La luna habla a través del agua: brota, desemboca, se escurre, se evapora, corre, baña, ahoga, libera, rompe. 
En la primera noche de luna llena me rompí la piel sin temor a morir desangrado. Tomé un cuenco y serví un poco del agua de la fuente. 
Bebí agua para que brotara la fuerza, para que emanara la vida, desembocara en el destino, se escurriera el horror, se evaporara el mercurio que contamina mis memorias pasadas, para que corriera el rencor que estaba estancado, para que me bañara la paz, se ahogara el sabor de vejaciones recientes, se liberara mi alma y rompiera el dolor.  

Abracé al amor junto a mi, en la cama, y le di las gracias por ser de agua. Le agradecí por permitirse fluir hasta mi, por encontrarme y extender su mano para sacarme del estanque donde me ahogaba. 
Morir a lo que no es; honrar lo que hay, lo que se dio. Despedirme y agradecer. La buena luna me respondió, yo le pregunté. En su idioma, la bella luna, sabe decir las cosas. 




viernes, enero 02, 2015

"Lo extraño que sigo siendo"

"Yo nunca fui a New York
no sé lo que es París
vivo bajo la tierra
vivo dentro de mi.

Yo no tengo un espejo
no tengo un souvenir
la lágrima me habla
y está dentro de mi."
Charly García

Soy pudoroso, no soporto que me quieran, pero todos los que me quieren, me quieren de todas maneras (y a pesar de mi extrañeza).  Me demoro en aceptarlo. Aceptar es la palabra, no asimilar. Me cuesta y me hace sentir extraño. Casi siempre no lo acepto, pero sé que el cariño está ahí. Es como un regalo que recibo, me gusta y nunca destapo. Se lo dije a mi Maestro Julián y me dijo que tengo problemas, que debería de ir a un psicólogo, que conoce uno muy bueno de apellido Chicué, y me dio risa.

Desde siempre tuve esa sensación. Era el niño extraño que miraba a los demás (sin entender una sola palabra) mientras hablaban  de política, religión y fútbol.
Crecí y sigo sin entender de política, religión y fútbol. Hace pocas noches salí con viejos amigos y mi extrañeza los tocó por primera y rotunda vez, como si se tratara de una alergia. Los sentí ajenos, diferentes. Los miraba mientras hablaban de fotos, personajes y hechos de los cuales no entendí una sola palabra.
El mismo contenido esnob que ya conocía, me fue ajeno. Ya no era mío. Nada lo era ahí.

Después del final "del amor más largo que tuve" inicié un camino, y en la noche en cuestión los resultados de este trayecto me llamaron la atención, me reclamaron ¿qué hacía ahí? Ya no me veía hablando de otras personas, ni de fotos, ni de reclamos infantiles sin forma ni pensamiento. Estaba entre palabras, palabras, palabras, palabras, palabras, hubo muchas, ninguna me tocó. Me sofocaron. Recordé ese sofoco de antes y de muchos años. Huí de ellas.Yo ya agradecí y dejé ir, ya me fui a caminar, a conectarme, a alimentarme, rezar y amar.
Está bien en regresar de vez en cuando con estas personas maravillosas y mi familia, pero no para quedarme por mucho. Ahora respiro más y suelo sofocarme con facilidad. Mi cuerpo está sin piel y estoy expuesto, y eso me gusta porque en esta vida no necesito piel ni ropa.

Yo ya agradecí y dejé ir, ya me fui a caminar, a conectarme, a alimentarme, rezar y amar. Y aunque me perdí, aunque terminé mal, me encontraron. Me encontraron y con ello me encontré. Estaba desnudo, desarmado, con la mente en blanco. Tabula Rasa. Ahora mi piel y lo que hay sobre ella no es problema y por eso me arranqué todo. Vivo con este amor solo, desnudo, con mi perro y mis libros, en una casa llena de silencio, pensamientos bonitos, pensamientos míos, pensamientos nuestros y llenos de color, de mis colores, de nuestros colores que son compatibles.

Vivo libre y protegiendo mi fuego. Vivo con alguien a quien cuido con hechos y palabras, por eso no hablo de esa persona, ni de lo que construimos. En casa no está permitida la contaminación de ninguna clase, así, quien diga algo desde lo que no sabe estará contaminando y no tendrá acceso, sólo salida.

Amo el orden que vivo y siento. Por primera vez me encuentro, me sintonizo. Agradezco cada uno de esos momentos que he juzgado como buenos y malos, y que me permitieron llegar hasta aquí.
Agradezco a quien me quitó "lo que tenía arriba, al frente, debajo, detrás y por dentro", porque me obligó a buscar lo que me hace trascender, avanzar, enraizar, transformar y conectar.
Agradezco a quienes criticaron mi cuerpo, mi ropa y mis ideas porque un buen día sus palabras me rompieron y me hicieron mirar más adentro, más profundo, donde ni la piel importa y donde finalmente me quedé.
Agradezco a quienes estuvieron y a quienes no, a quienes me Guardaron, a quienes me quisieron, a quienes quise y a quienes dejé, porque me permitieron ver qué sí y qué no va con mi esencia.
Agradezco a quien buscaba mi sangre y la encontró, porque es esa persona quien de verdad merece correr por mis venas.

Ando feliz y con paz en mi mundo. Logré cosas importantes y ahora busco el balance con quienes me rodean y me importan. El aire a mi alrededor vibra con luz, poesía y melodías que no conocía. Procuro rodearme de pocos abrazos y muchas plantas, silencio y aire puro. Ahora mis pulmones requieren más aire, y me duelen menos los huesos. Soy feliz y extraño. Un extraño feliz.


1 de Enero del 2015