martes, enero 12, 2016

"Bowie"

Un día de extinción, como el de hoy, apenas existe para recordarme que, como en la canción "cuando el mundo tire para abajo, es mejor no estar atado a nada", que todo en cuando conozco, e incluso me compaña como banda sonora, puede desaparecer... como los dinosaurios. 
Sabiendo que muchos se extinguieron ya, y me sigo quedando solo, todavía no me acostumbro a decir adiós. Los genios no deben morir, decía Mecano a Salvador Dalí. Hoy lo replico para Bowie. 
Hace poco hablaba con mamá sobre esto. En los últimos dos meses del 2015 ella perdió a tres de sus buenas amigas. Decía que era algo de los ciclos de la vida, que primero uno acompaña a los amigos en los cumpleaños, las primeras comuniones, los bailes de quince años, la universidad, matrimonios, hijos, separaciones, y luego en la muerte. Su ciclo ya la puso en ese lugar, a acompañar a sus familias adoptadas al entierro de sus amigas queridas. 
Yo me veo entre los matrimonios y nacimientos de mis amigos, en los grados de sus maestrías y a veces, por los lados, despidiendo a buenos amigos y a mis artistas favoritos.  
Hoy fue un día de esos. También abrí la ventana aquella, donde mi amigo ya no responde y le quise escribir. Le quise hablar de como me sentía, de lo extraño que es esto de no tener un interlocutor para estos asuntos y de lo complicado que era escuchar esas viejas canciones con un sentido nuevo, con un sentido que nació de una partida. 

Un día de extinción también aparece para decirme que el día es hoy, no mañana ni ayer, que todo lo que existe es lo que puedo reconocer aquí y ahora nada más. 
Mañana veré a mamá y le daré un abrazo. Necesito de su fuerza para aceptar que puedo seguir aún cuando los que amo y admiro no lo logren. Necesito de su valor para saber cómo continuar, aún cuando tengo tanto miedo de hacerlo.  

Hasta siempre, Starman, Jareth Rey de los Gnomos, Pequeña Maravilla.




David Bowie - Thursday's Child - (VH1 Storytellers) FULL







Que día tan triste... ni sé como empezó. Lo busqué en instagram y encontré la noticia. 

Tal vez tuve otro sueño musicalizado por él y dirigido por Sigismondi, el caso es que lo busqué y me encontré con lo que jamás esperé encontrar. 

Día de Mierda, ya lo dijo Mecano: los genios no deben morir.